5 tips que te ayudarán a elegir mejor tu próximo auto

Cinco tips que te ayudarán a elegir mejor tu próximo auto

El internet permite tener toda la información en unos cuantos clicks. Esto es muy útil cuando buscas auto nuevo.

Algunos estudios señalan que actualmente el 90% de los potenciales compradores de autos saben de antemano qué modelo elegirán.

Además, es una herramienta que se gestiona más objetivamente con la opinión de los usuarios, pues nunca mienten.

Pero además, tienes que considerar otros factores con un automóvil: su precio, el costo del mantenimiento, impuestos, refacciones, su durabilidad, el financiamiento, el seguro, etc.

 

1. Checa estos consejos que te ayudarán mejor a elegir qué auto comprar

  • Evalúa tu presupuesto detalladamente. Los coches son algunos de los bienes que más rápido se deprecian:
    • Debes revisar cuánto vas a pagar mensualmente y por cuánto tiempo.
    • También recuerda que los precios de los seguros son más elevados para los coches de modelos más recientes.
    • El costo del seguro también se determina en función del lugar donde vivas.
    • Si lo compras para usarlo por tres años es importante saber cuánto se deprecia el modelo de tu gusto.
    • Averigua el costo de los servicios y las refacciones. Recuerda que para mantener la garantía debes cumplir puntualmente con ellos.

 

  • De la vista nace el amor, pero elige con el cerebro
    • Una cosa es un coche en fotos y otra manejarlo. Haz la prueba de manejo y, si te gusta, adelante.
    • Compara diferentes opciones de varias marcas por escrito, será más fácil evaluar pros y contras de cada una.

 

  • Aprovecha lo mejor posible las propuestas de las agencias
    • Aquí se trata no sólo de conseguir el precio más barato o la tasa de interés más baja.
    • Si el auto que elegiste es de la misma marca que el que comprarás, puedes cederlo como parte del financiamiento.
    • Si esta opción no te conviene, también puedes conseguir un mejor precio vendiéndolo por tu cuenta.
    • Asegura que los lineamientos de tu cotización estén por escrito para evitar dolores de cabeza.

 

  • Cuidado con las sorpresas
    • Revisa cuidadosamente las letras pequeñas de tu contrato: gastos extra, costos administrativos, penalizaciones y seguros obligatorios.
    • Si eliges un financiamiento no estás obligado a tomar el que te ofrecen las agencias, puedes recurrir a otras opciones.
    • Si no estás listo(a) para comprar no firmes nada. Espera hasta sentirte seguro.
    • En caso que elijas el financiamiento, lee las cláusulas con cuidado: garantías extendidas o servicios con costo adicional, que pueden ser innecesarios.

 

  • No dejes que el vendedor te seduzca
    • Ya estás predispuesto a comprar un auto en específico. Necesitas evaluarlo objetivamente y el vendedor no te ayudará a hacerlo, sólo te convencerá a que lo compres.
    • Escucha lo que tiene que decirte, pero recuerda evaluar pros y contras del vehículo antes de firmar
    • Cuidado con lo que le dices al vendedor. Él sabe que quieres comprar. Si le das un detalle, será más fácil para él convencerte.

 

2. ¡Cuidado con el financiamiento!

Un punto que debes recordar al ver modelos de autos nuevos, es que el vendedor no buscará que compres de contado.

Es mucho más jugosa la comisión en financiamiento. Además, representa un ingreso fijo mensual durante el tiempo del crédito.

Por eso es mejor recabar diferentes propuestas y que puedas compararlas tranquilamente en casa o asesorado(a) por un experto.

Recuerda que hay otros mecanismos diferentes para el financiamiento como bancos, cajas de ahorro o grupos de autofinanciamiento.

 Hay fechas que son más convenientes para comprar autos, por ejemplo el fin de mes, incluso el fin de trimestre. Esto debido a que los vendedores tienen que cumplir con metas de venta en estos periodos.

Si encuentras uno que no haya logrado la cantidad, será más fácil que te dé un buen precio.

 

Te puede interesar: 5 consejos para conseguir el mejor precio para tu seguro de auto.

 

3. Errores comunes al comprar un auto nuevo

  • No te enamores de un auto en particular. Cegarte con uno sólo evita que encuentres el auto que mejor se ajuste a tus necesidades.
  • No omitas la prueba de manejo. El contacto directo con el auto te permite una visión más objetiva.
  • Que no te gane la ansiedad. A menos que el auto tenga una gran demanda, puedes obtener un descuento al comprarlo.
  • No compres ofertas, compra tu vehículo. Esto no funciona como descuentos de tiendas departamentales.
  • No compres cosas innecesarias, esto sólo incrementa el costo y no te aportará un beneficio real al adquirir tu auto nuevo.

 

4. Un auto nuevo no es la única opción ni siempre la más acertada

Siempre es tentadora la posibilidad de comprar un auto nuevo. La mera idea de estrenar siempre es atractiva.

Pero hay factores que evitan que sea la mejor opción. ¿Qué tal pensar en un auto usado en buen estado?

Las agencias también venden autos usados con poco kilometraje que también tienen garantía de funcionamiento y son más baratos.

Además no tiene que amarrarte a los servicios de agencia ni a un financiamiento que encarecen el precio del coche.

Un coche más barato te permite comprarlo de contado, o endeudarte menos en un financiamiento para pagarlo.

Sin embargo, debes tener cuidado con las ofertas: una cosa es el “gancho” que publican en los medios y otra la que te den al momento de contratar. O bien que, cuando llegues a comprarlo, ya no lo tengan disponible o no lo vendan al precio ofrecido.

Si esto ocurre recuerda que puedes recurrir a instancias como la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para defenderte.

 

Te puede interesar: ¿Cuándo puedes hacer deducible tu seguro de auto?

 

5. ¿Qué necesitas considerar para comprar un auto usado?

  • Kilometraje: Es difícil hallar autos con menos de 50 mil kilómetros. Si tiene entre 60 y 90 mil km, considéralo.
  • Corrobora el año de fabricación del auto en la factura y en la tarjeta de circulación.
  • Asegúrate que la factura sea original de agencia: Si es emitida por una aseguradora, puede ser un auto robado y nunca perderá ese estigma en su historial.
  • Asesórate: Consulta con un experto el estado del motor y el desgaste de piezas, sino tendrás que pagar reparaciones adicionales.
  • Revisa la carrocería: Checa el estado de la pintura, abolladuras, restauraciones, llantas y suspensión, la parte baja del auto.
  • Interiores: Averigua si el vehículo conserva su diseño original o ha sido retapizado. Revisa el estado de asientos, tapetes, alfombra y el toldo. Cuida que no tenga manchas de aceite, de cosméticos, quemaduras de cigarro o rastros de óxido de las láminas.
  • Cerciórate del funcionamiento de los accesorios: Viseras, guantera, encendedor, asientos, espejos, luces, seguros y limpiadores.
  • Tablero: Pon especial atención en este aditamento, pues te indica el funcionamiento de partes mecánicas importantes del motor. Enciende el motor y verifica que no haya algún sensor que marque fallas.
  • Motor: visualmente debe estar libre de óxido, lodo y residuos de aceite. Si tiene un color amarillento, pudo haberse desbielado.
  • Conexiones: Las mangueras deben ser firmes, de lo contrario señalan desgaste. Revisa que no tenga fugas de aceite o anticongelante.
  • Batería: Averigua cuánto tiempo tiene la batería, pues su sustitución no es barata.
  • Sistema eléctrico: Revisa el funcionamiento de las bujías, que no tenga cables pelados o forrados con cinta de aislar.
  • Escape: Si expulsa agua o humo negro al encenderlo, hace falta ajustar el motor. Si el humo es azul tiene un daño severo.

Sea cual sea tu decisión de compra, no olvides de asegurarlo para protegerte de cualquier riesgo.

En ARCA te ofrecemos el mejor seguro de auto en sólo tres sencillos pasos, respetando la confidencialidad de tus datos.

 

¿Quieres saber más?

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros