¿Mi seguro de auto cubre daños por sismos?

¿Mi seguro de auto cubre daños por sismos?

En la vida hay cosas que se pueden predecir, como el momento para comprarse un auto. Incluso, algunos accidentes viales son tan predecibles si se cometen actos irresponsables. Sin embargo, ante fenómenos naturales, no hay nada escrito.

Entre los sobresaltos de la naturaleza, uno de los más temidos son los temblores. Para quienes vivimos en la Ciudad de México, las noticias no son tan alentadores. Según datos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), nuestro país es de alta sismicidad. En promedio, tenemos un temblor de magnitud mayor, arriba de 7 grados Richter, cada 1.6 años.

Para que tengas una referencia te contaremos sobre Estados Unidos. Ahí, sólo han ocurrido ocho sismos de estas magnitudes desde 1900. En otras palabras, su promedio de un sismo importante es cada 14.7 años.

Analizando el panorama y reiterando la nada grata cifra de que sólo tres autos de cada 10 están asegurados en nuestro país, el panorama luce bastante temerario para quienes han optado por no proteger su patrimonio.

Si eres de los que ya cuentan con una póliza, surge la pregunta ¿mi seguro cubre los daños a mi coche a causa de un sismo? La respuesta es SÍ ES POSIBLE, siempre y cuando cuentes con una póliza de Cobertura Amplia. Sin embargo, lo detallaremos más adelante.

Sismo de septiembre 2017, último antecedente

Como muestra de la importancia de tener un seguro de cobertura integral, podemos revisar lo que sucedió en México durante septiembre de 2017. Bastaron dos sismos para que las aseguradoras pagarán hasta $85 millones de pesos por los daños.

De acuerdo a la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), se estimaron más de 2 mil siniestros a causa de los sismos. Número que sólo contempló apenas el 30 por ciento de los autos que sufrieron daños, el resto no estaba asegurado.

Cobertura por sismo

Si buscas en la póliza de tu seguro puedes llevarte una sorpresa. En ella no existe a primera vista nada que describa de forma explícita “Cobertura por Sismo”. Sin embargo, no te asustes, ésta se encuentra en el rubro de los Daños Materiales.

Como ejemplo, tomaremos el apartado que establece la compañía Quálitas referente a este tipo de siniestros. En él, describen de forma explícita que dicha cobertura ampara los daños o pérdidas materiales que sufra el vehículo a consecuencia de los siguientes riesgos:

  • Colisiones y vuelcos
  • Rotura de cristales
  • Incendio, rayo y explosión
  • Ciclón, huracán, terremoto, erupción volcánica, derrumbe de tierra, piedras o construcciones, caída de árboles o sus ramas e inundación
  • Actos de personas que tomen parte en paros, huelgas o disturbios
  • Maniobras de carga, traslado o descarga
  • Los daños ocasionados a consecuencia de vandalismo

Sin embargo, para asegurar que tienes la cobertura en caso de sismo, deberás revisar a detalle tu contrato. Cada compañía aseguradora tiene sus condiciones para poder respaldar al conductor y hacer las debidas indemnizaciones.

En el último sismo intenso en México, el de 2017, algunas compañías se solidarizaron con los afectados al condonar el deducible. Recuerda que el pago de este concepto lo debes considerar, pues sólo en casos extraordinarios podrás evitarlo.

¿Qué hacer si en un sismo mi auto resultó con daños?

Sin duda, ser testigo de un sismo es un hecho que deja huella. Más cuando tu vida está en peligro y la de tus seres queridos. Por ello, nuestra primera recomendación es obedecer las indicaciones del personal capacitado que te dará refugio si es el caso. Una vez que logres estar en un lugar seguro vendrá el recuento de los daños.

Si tu auto sufrió un percance durante un temblor y tienes una póliza vigente, no todo está perdido. En cuanto puedas tener comunicación, contacta a tu compañía aseguradora para validar que tienes cobertura en estos casos.

Proceso de pago o indemnización

No olvides que deberás tener a la mano datos de tu vehículo y tu número de póliza. En caso de que no lo tuvieras, recuerda que un agente podría ayudarte a localizarlo tras algunas preguntas de seguridad. Incluso, existen sistemas como el de ARCA, que te permite desde su portal la visualización de forma digital de tu póliza, incluidos los teléfonos de emergencia y otras recomendaciones.

Tras la validación, viene el siguiente paso, el de la revisión física de tu unidad. Recuerda que debido a que se trata de una situación fortuita y la demanda de ajustadores es grande, ten paciencia. Una de las recomendaciones es tomar fotografías de lo ocurrido, podría de ser de gran ayuda para agilizar la valuación de los daños.

Si el ajustador valida la información podrían expedir una orden para que tu vehículo sea reparado en un taller especializado. Incluso, te ayudaría a solicitar el remolque de la unidad en caso de que el daño impida su movimiento. En cualquiera de los dos casos, la cobertura de Daños Materiales requerirá cubrir el concepto de deducible. Dicho monto fue el establecido a la hora de hacer el contrato.

En un caso drástico, el auto podría ser declarado como pérdida total. En esta situación, deberás comprobar la posesión del vehículo con su respectiva factura. Si no es posible la entrega de este documento, se deberá acudir a un Ministerio Público, donde se validará tu propiedad. Recuerda que en tu póliza tienes la opción de asistencia legal, por lo que no descartes echar mano de ella.

Una vez completado el proceso, la compañía deberá emitir el pago de tu indemnización. Es importante mencionar que para recibir la liquidación estipulada en el contrato, antes debes cubrir el deducible pactado al contratar la póliza.

Lesiones en siniestro por sismo

Al contratar una póliza de Cobertura Amplia, no sólo aseguras tu patrimonio, también tu integridad física. Por ello, si sufriste una lesión o requieres ayuda médica, tu seguro de auto deberá auxiliarte.

En caso de ser necesario, la compañía otorgará atención médica para el tratamiento de las lesiones del conductor y sus acompañantes. Lo anterior incluye los gastos de hospitalización y medicamentos. Al mismo tiempo que el servicio de ambulancia, tratamiento, prescripciones médicas, rehabilitación, entre otros conceptos.

Exclusiones

Como en todo contrato, existen exclusiones que toda compañía establece desde el inicio. En este caso, las más comunes son:

  • Que al momento del siniestro se compruebe que se manejaba en estado de ebriedad. Incluye también estar bajo el efecto de estupefacientes y enervantes.
  • No contar con licencia de conducir, que esté vencida o no corresponda al tipo de vehículo que manejas.
  • Si la reparación de daños cuyo costo sea menor al deducible estipulado, según valuación que haga la aseguradora.
  • Si alguien reclama un siniestro y se demuestre que incurrió en engaños.
  • Cualquier daño ocurrido fuera de la vigencia de la póliza.

Conclusión

Pese a ser reiterativo, la contratación de un seguro de auto debe ser más que un simple requisito para evitar problemas con el reglamento de tránsito. La adquisición de una póliza podría ser una solución eficaz y efectiva ante cualquier imprevisto en el que se vea involucrado tu auto.

De ahí que para ARCA es vital brindarte la información más completa antes de elegir una compañía. Recuerda que si bien existen coberturas básicas, ante los inminentes fenómenos naturales a los que estamos expuestos, lo mejor es tener certeza de que no estarás desprotegido. Ser de los siete de cada 10 propietarios sin seguro de auto que hay en el país podría ser una pesadilla que no querrás vivir si tu auto es la víctima en un sismo.

¿Quieres saber más?

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros