¿Cómo funciona la responsabilidad civil en el seguro de auto?

¿Cómo funciona la Responsabilidad Civil en el seguro de auto?

Una de las coberturas más complejas, pero de las más importantes del seguro de auto es la Responsabilidad Civil. Esta cobertura te protege si lesionas o causas la muerte de alguien, o dañes un bien que no sea tuyo.

Básicamente funciona para indemnizar a las personas afectadas en caso que les provoques un daño con tu auto. El pago incluye la reparación del daño, ya sean lesiones, incapacidad o muerte, o bien la reposición del bien afectado.

Incluye también el pago del servicio de abogados para defenderte, en caso de juicio, así como el pago de fianzas.

Aquí te mostramos cómo funciona a detalle el Seguro de Responsabilidad Civil:

 

¿Qué ampara la cobertura de responsabilidad civil?

Como ya lo mencionamos, la cobertura de responsabilidad civil se divide en dos partes:

  • La reparación del daño causado
  • La defensa legal y el pago de fianzas

La cobertura de responsabilidad civil también sirve para proteger a personas que conduzcan un auto tuyo y tengan una autorización expresa para hacerlo, por ejemplo, tus empleados o bien tus hijos menores.

También hay aseguradoras que te protegen si manejas un coche diferente al que aseguraste y con él provoques un daño.

Esta cobertura se llama Extensión de Responsabilidad Civil.

 

En ARCA queremos ayudarte a que encuentres el mejor seguro para tu vehículo y tengas la mejor protección.

 

¿Quién es un tercero?

En el seguro de auto, un tercero es cualquier persona que no esté dentro de tu vehículo y/o no dependa económicamente de ti.

Por ello existe la cobertura de Gastos Médicos para los ocupantes, que atiende a los lesionados dentro de tu auto.

Esta cobertura te ampara en caso que requieras atención médica por un accidente o un intento de robo, por ejemplo.

 

Deducibles y exclusiones de la cobertura de Responsabilidad Civil

En México, normalmente la cobertura opera sin deducible, es decir, si provocas un daño, tú no pagarás un peso.

Otro aspecto importante que debes conocer son las exclusiones, que son las situaciones en la que tu seguro no aplica.

Las más comunes son:

  • Reconocer adeudos o responsabilidades sin el consentimiento de la aseguradora.
  • Causar daños por participar en carreras o pruebas de seguridad, resistencia o velocidad.
  • Provocar daños por destinar el vehículo a un uso diferente al estipulado en la póliza, que agrave el riesgo asegurado.
  • Los daños causados a personas que dependan civil o económicamente del asegurado.
  • Causar daños por usar el auto durante actos de guerra, revolución o actos violentos de las autoridades.
  • Lesiones corporales o muerte de terceros por hechos de vandalismo o culpa inexcusable de la víctima.
  • Daños no provocados por un hecho de tránsito o condiciones médicas preexistentes en las personas lesionadas.
  • Ocasionar daños a terceros con la carga del auto o bien por conversiones o adaptaciones que modifiquen la estructura original del vehículo y no sean reportados a la aseguradora.

 

Te puede interesar:¿Cómo cuidar de tu auto en temporada de lluvia?

 

Coberturas adicionales de responsabilidad civil

El mercado asegurador en México tiene compañías que ofrecen un paquete de coberturas especializadas en responsabilidad civil.

Su objetivo es ampliar los riesgos cubiertos, relacionados con daños a terceros y reducir las exclusiones del contrato.

Además de la cobertura de Extensión de Responsabilidad Civil (RC) mencionada arriba, estos son algunos ejemplos:

  • Remolques y caravanas, así como daños provocados por objetos transportados en el vehículo, siempre que sean declarados al momento de contratar la póliza.
  • RC de asegurados motociclistas, ciclistas o conductores de carros de golf. Además de asegurarte como conductor de un auto, también cubre los daños que puedas causar a un tercero, utilizando alguno de estos vehículos.
  • Hijos menores sin licencia de conducir.Tu auto está protegido en caso que alguno de tus hijos menores causen daño, aún cuando no tengan permiso de conducir.
  • Daños causados por tumbaburros o canastillas en autos de uso particular.
  • RC catastrófica por muerte de terceros. En caso que la suma asegurada original de la cobertura RC sea rebasada por un hecho trágico, como la muerte de un tercero, esta cobertura ampara estos gastos extraordinarios hasta por $3 millones de pesos.

 

El Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil

Para evitar el impacto económico que provocan los accidentes en un país con muy bajo índice de aseguramiento, a partir de septiembre de 2014 se creó un Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil para poder circular en algunas ciudades que adoptaron la norma, así como en las carreteras federales de todo México.  

Este seguro aplica para autos modelo 2011 ó más recientes y cuyo costo sea superior a $186 mil 732 pesos.

Ampara los daños a terceros en sus bienes o en su persona por el uso o posesión del auto asegurado.

Dichos daños pueden ser: lesiones corporales, incapacidades temporales o permanentes, o bien la muerte del tercero.

Es la cobertura mínima necesaria que requiere la autoridad y no es necesario contratarla si ya tienes tu coche asegurado.

Por sus características, esta cobertura no puede cesar sus efectos, pero tampoco puede cancelarse antes del fin de vigencia.

La suma asegurada del Seguro Obligatorio es de $100 mil pesos para daños a personas y $50 mil para bienes.

A partir de 2019, el diseño de esta póliza incluirá también, de manera obligatoria, la cobertura de daños materiales.

En caso que el auto sea más antiguo que un modelo 2011, se creó un sistema gradual de aseguramiento que entrará en vigor a partir del 2019, para incluir a todo el parque vehicular del país.

 

Te puede interesar: ¿Qué diferentes coberturas existen para el seguro de auto en México?

 

Otros aspectos que debes considerar del seguro de Responsabilidad Civil

En caso que algún policía autorizado te requiera comprobar que cuentas con el seguro por un hecho de tránsito, debes mostrarle la carátula y se encargará de verificar electrónicamente que esté debidamente pagada y vigente.

Las motocicletas están consideradas como vehículo automotor, por lo tanto, también deben estar aseguradas.

Si no tienes el seguro, puedes recibir una multa  de entre 20 y 40 veces la Unidad de Cuenta vigente.

En la Ciudad de México, esto equivale a entre $1,598 y $3,019 pesos. Aunque en estados como Nayarit, la multa puede ser de hasta $6,828 pesos.

En caso que seas infraccionado, el Reglamento de Tránsito establece una prórroga de 45 días naturales para contratar una cobertura.

En dicho caso, debes presentar ante la Secretaría de Movilidad Capitalina (Semovi) la carátula de la póliza con tus datos, los de algún conductor habitual, si hubiera y los del auto asegurado, así como tu licencia de conducir vigente y los documentos del vehículo.

 

¿Cuánto me ahorro por tener un Seguro de Responsabilidad Civil?

De acuerdo a la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), los accidentes viales en México equivalen al 1.7% del PIB (2016).

Esto porque al año se registran 2.4 millones de hechos viales al año.

Por su parte, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) estima:

Los daños a las personas provocados por accidentes viales cuestan $120 mil millones de pesos al año.

Además, una indemnización por incapacidad o muerte oscila entre $300 mil y $3 millones de pesos.

Mientras que el costo de hospitalización del 50% de las personas lesionadas en choques rebasa el ingreso total del responsable.

Finalmente, en México viven 860 mil discapacitados y mueren 17 mil personas en promedio, a consecuencia de un accidente vial.

 

¿Quieres saber más?

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros