Mantenimiento de moto:¿cuáles son los servicios más importantes?

Mantenimiento de moto: ¿cuáles son los servicios más importantes?

Una motocicleta es un excelente instrumento para trasladarte: consume poco combustible, ocupa menos espacio que un automóvil al estacionarte en la vía pública, no provoca más tráfico vehicular, entre otras ventajas…

Por ello es que su uso se ha popularizado en muchas ciudades del mundo, incluida la Ciudad de México.

Pero para que tenga un funcionamiento óptimo y prolongado, hay que darle un mantenimiento constante, como un automóvil.  

Además, un servicio preventivo de motocicleta es, en promedio, más barato que el de otros vehículos más grandes.

Los tiempos de cada servicio dependen de cada marca y se establecen cada cierto tiempo o kilometraje recorrido.

Estos son los principales aspectos que debes considerar para garantizar el funcionamiento óptimo de tu motocicleta:

Aceite

Como ya lo hemos analizado anteriormente, la lubricación del motor es indispensable para su funcionamiento óptimo.

Las motocicletas tienen dos mecanismos para revisar el nivel de aceite: un ojo de buey o la tradicional varilla.

El primero es una ventana redonda de vidrio y la segunda funciona igual que la de un automóvil.

Si la ventana se ve vacía, obviamente el nivel está bajo. En el caso de la varilla, está unida al tapón del depósito.

Para medir debes sacarla, limpiarla y volver a introducirla. Si el nivel está debajo de la ranura, es preciso cambiarlo.

También debes cerciorarte que el aceite no está quemado, ya que de este modo pierde sus propiedades aditivas.

Si detectas que la moto consume aceite excesivamente, puede indicar una falla más grave.

Cadena

En la actualidad, muchas motocicletas funcionan con una transmisión por cadena. Esta requiere un mantenimiento especial.

El cuidado básico de este aditamento es que siempre esté bien engrasado y tenga la tensión correcta.

Para medir este último parámetro, puedes jalarla hacia arriba o hacia abajo, si de regreso se desplaza alrededor de una pulgada, la tensión es correcta.

En caso que se desplace más o menos, puedes ajustarla fácilmente apretando los tornillos tensores colocados al final del basculante.

Frenos

Los frenos juegan un papel importante para garantizar tu seguridad sobre tu motocicleta.

Por ello, es vital cerciorarnos que todo el sistema funciona de manera óptima.

En un freno de disco se puede revisar fácilmente el nivel de desgaste de las pastillas en la parte donde la llanta se une al cuadro.

En caso que las pastillas estén demasiado desgastadas, debes sustituirlas. Revisa el sistema con regularidad para no dañar los discos.

Si no cambias las balatas o pastillas de manera regular, al igual que con un auto, se rayan los discos y la compostura es más cara, además, reduces la efectividad del sistema de frenado.

También debes verificar el nivel de los líquidos que lubrican el sistema y comprobar que el sistema no tenga fugas.

Recuerda que los depósitos son más pequeños que los de un auto tradicional, por lo que se agotan más rápidamente.

En caso que los frenos sean de tambor, entonces deberás regular la tensión del cable hasta que respondan adecuadamente a la tensión que ejerces en el dispositivo con el que frenas.

Con este mismo procedimiento puedes verificar que el sistema de embrague también funcione correctamente, no importa si es hidráulico o mecánico.

Te puede interesar: Descubre si tienes que cambiar tus frenos con este sencillo test.

Limpieza del motor

Una máquina con un funcionamiento óptimo debe estar limpia, sobre todo una motocicleta, pues muchas de sus piezas están expuestas al medio ambiente.

Debido a su tamaño y diseño, lavar el motor es mucho más sencillo que el de un auto.

Sin embargo, debes considerar lo siguiente: usa poca agua, jabón suave y, si lo prefieres, un cepillo de dientes, para limpiar más profundamente.

También es recomendable que no uses agua a presión pues podrías desconectar o dañar algún circuito.

Lo mejor es una cubeta con agua y jabón no muy agresivo, porque podría dañar el cromado o la pintura.

Tampoco es conveniente tallar con un estropajo. Es preferible remojar y dejar que se ablande la mugre.

Cuando termines, anda en ella un rato para que se seque bien la maquinaria antes de estacionarla nuevamente.

Una vez que se seque, debes engrasar la cadena con un spray de grasa específica.

Lo ideal es engrasarla cuando esté caliente, rodarla un poco y engrasar un poco más.

Otra medida de limpieza importante es cambiar el filtro de aire, idealmente cada 10 mil kilómetros, pues evita la entrada de suciedad al motor.

En caso que circules por caminos de terracería, debes sustituir el filtro con mayor frecuencia.  

Anticongelante

Si el motor se enfría con anticongelante y no con aire, debes comprobar que el depósito tenga suficiente.

Como mínimo, debe contar con la mitad del depósito lleno. En caso que haga falta, tú mismo (a) puedes abastecerlo.

Sólo considera dos cosas: no mezcles anticongelante de diferentes colores porque pierde sus propiedades y, lo más importante, nunca abras el tapón del depósito cuando el motor esté caliente o puedes sufrir lesiones severas.

Luces

Debido a que una motocicleta es más “frágil” y pequeña que un automóvil, tienes más riesgo de sufrir accidentes.

Por ello, debes garantizar que todo el sistema de iluminación funcione correctamente.

Si se funde el faro delantero, te darás cuenta de inmediato, pero debes revisar las luces traseras y direccionales.

Puede ocurrir que se fundan y como no las ves, ignoras que ya no sirven.

Esto es muy peligroso, pues conducir sin luces impide que otros vehículos a tu alrededor te vean o sepan qué movimientos harás.

Llantas

El funcionamiento óptimo de las llantas es clave para un mejor desempeño del motor y, lo más importante, tu seguridad.

La revisión básica es en el dibujo de las llantas. Si está desgastado, perderá adherencia con la superficie y aumenta la posibilidad de derrapar, sobre todo con suelo mojado.

También debes saber cuál es la presión ideal de las llantas y revisar que estén infladas correctamente.

Si esto no ocurre, forzarás el motor y las llantas, consumirás más combustible y sobre todo, no responderán igual ante un frenado de emergencia.

Tampoco las infles excesivamente, pues podrían reventarse.

Procura tener equipo básico para tapar momentáneamente una pinchadura para poder llevarla a reparar sin que pierda presión.

Si no puedes hacerlo, afloja la válvula, empújala hacia adentro de la llanta y ahora sí, arrástrala hasta la vulcanizadora.

Casco

Aunque no es un aditamento mecánico, un casco sí es vital para poder circular de manera segura.

Entre otros aspectos, debes estar seguro (a) que el material con el que está fabricado tu casco sirva para impactos a alta velocidad.

También debes tener dos cascos, en caso que lleves pasajeros.

Debes ajustarlo adecuadamente al momento de colocártelo y que tenga una mica que proteja tus ojos de la tierra.

Te puede interesar: ¿Por qué utilizar casco al conducir una moto?

Batería

Este aditamento caduca de acuerdo al uso que le des a tu moto, y al mantenimiento a la batería.

La revisión básica de una batería es que tenga agua suficiente para mantener la reacción química que produce la electricidad.

Muchos mecánicos indican que, en el momento en que empieza a fallar, lo mejor es reemplazarla. Sin embargo, otros aseguran que una recarga puede prolongar su vida útil un poco más.

La vida promedio de una batería de moto es de alrededor de dos años.  

Otros sistemas que debes checar

  • Revisa que la suspensión esté adecuadamente lubricada para que el sistema responda adecuadamente en baches, desniveles o topes
  • La vida útil de la cadena es de 30 mil kilómetros. Lo mejor es revisar que funcione bien cada año
  • Las bujías tienen una durabilidad que varía entre 6 mil y 12 mil kilómetros para evitar problemas con el arranque
  • Con motos nuevas, realiza el servicio indicado por el fabricante en el tiempo señalado
  • Conduce con prudencia y acude al mecánico si notas alguna falla o ruido extraño

Protege tu inversión

Otra manera de cuidar tu motocicleta es contratando un seguro de moto que la proteja de los riesgos a los que está expuesta.

Recuerda que en la Ciudad de México y en varias otras del país, así como en las carreteras federales, es obligatorio contar con un seguro de responsabilidad civil.

Esta cobertura te protege contra los daños que pudieras provocarle a un tercero, en sus bienes o en su persona.

También puedes cubrirla ante daños materiales como un choque o problemas causados por algún fenómeno meteorológico y contra un robo.

El seguro de una motocicleta además tiene otras coberturas como un servicio de asistencia vial y los gastos de defensa legal.

Si quieres cotizar la póliza que más se adecue a tus necesidades, acércate con ARCA.

Tenemos un cotizador sencillo y amigable en el que puedes revisar el costo de tu seguro en tres fáciles pasos.

Además nos asociamos con aseguradoras reconocidas en el mercado mexicano con condiciones especiales.

Por ello, te podemos ofrecer atractivos descuentos que alcanzan hasta 45% y puedes descargar tu póliza en unos cuantos minutos.

Sé uno de los más de 65 mil usuarios que ya se han beneficiado con nuestro servicio.

¿Quieres saber más?

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros