Las 8 multas de tránsito más comunes en México

Las 8 multas de tránsito más comunes en México

Conocer las multas de tránsito más comunes en México es útil para prevenirlas y mejorar tu forma de conducir.

Si bien es cierto que cada estado de la República tiene sus propias reglas, la mayoría comparte infracciones en común.

Para este artículo, tomaremos en cuenta las multas de tránsito más comunes en Ciudad de México.

Toma en cuenta que también hablaremos de fotomultas, pues se han convertido en una herramienta de infracción común.

Sin embargo, hay que recordar que, a partir de 2019, las fotomultas y muchas infracciones ya no significarán costo económico.

En su lugar, entrará en vigor un sistema de sanciones cívicas, en el que los infractores pagarán con servicio comunitario.

De igual manera, se establecerá un sistema de puntos que se restarán a las placas del auto.

Una vez que pierdas 3 puntos, al infractor le será imposible hacer la verificación de su vehículo.

Si cumples con las sanciones cívicas (como hacer trabajo comunitario o tomar cursos en línea), podrás recuperar todos los puntos.

Bajo este modelo, las únicas multas que aún tendrán costo y representarán una sanción económica son las impuestas por los agentes de tránsito.

Si quieres saber más acerca de este sistema, te invitamos a leer el artículo Precios de licencias, tenencias y multas en México.

¿Cuáles son las multas de tránsito más comunes en México?

Entre las infracciones más comunes se encuentran aquéllas que tienen que ver con espacios prohibidos y las de conducción.

De igual manera, se sancionan aquéllas que involucran prácticas no recomendadas o terminantemente prohibidas.

Aquí las multas de tránsito más comunes en México, y una pequeña explicación de en qué momento incurres en ellas.

1. Estacionarse en zonas prohibidas

En primer lugar, el estacionarse en zonas prohibidas e impedir el acceso es la multa más común.

Las zonas prohibidas pueden referirse a aquéllas en las que, al estacionarse, los vehículos impidan el acceso.

Por ejemplo, rampas, entradas, cocheras, si el vehículo está en doble fila o mal estacionado impidiendo el libre tránsito, etcétera.

En el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, los artículos que regulan el estacionamiento son:

Artículo 11. Se prohíbe a los conductores de todo tipo de vehículos… III. Circular o detenerse en áreas restringidas que estén delimitadas por marcas en el pavimento, incluyendo las áreas señaladas para el estacionamiento en vía pública u otros dispositivos para el control del tránsito que establezcan este impedimento.

Así como el Capítulo I del Título Tercero, en  el que todos los artículos se refieren a regular el estacionamiento.

Por ejemplo, el Artículo 29 establece las siguientes reglas para estacionamiento:

  • El vehículo debe quedar orientado en el sentido de la circulación.
  • Quedar a menos de 30 centímetros del límite del arroyo vehicular.
  • En bajada, además del freno de mano, las llantas deben quedar dirigidas hacia la acera.

Si infringes una de estas reglas, la multa será de 10 a 20 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México ($84.49), y un punto se descontará de tu licencia de conducir.

El artículo 30 establece límites para el estacionamiento, y las multas pueden llegar hasta 30 veces de Unidad de Cuenta.

2. No usar el cinturón de seguridad

Que alguien en el auto no traiga cinturón de seguridad es la segunda multa más frecuente.

A diferencia de la anterior, ésta no se basa en que cumplas con reglas de civismo y convivencia.

Más bien, se trata de cuidar tu integridad y la de todos los ocupantes de tu vehículo.

En el Reglamento de Tránsito, el Artículo 37 establece:

“Los conductores y ocupantes de los vehículos deben de cumplir con las disposiciones de seguridad indicadas…

…. Frac. II Inc. b) Asegurarse que todos los pasajeros utilicen correctamente el cinturón de seguridad, además de colocarse el propio, excepto los ocupantes de vehículos de emergencia.”

3. Rebasar el límite de velocidad permitido

Una de las multas de tránsito más comunes en México es por circular a exceso de velocidad.

En la Ciudad de México, el límite de velocidad en las calles varía entre 10 y 80 kilómetros por hora.

Por ejemplo, las vías de acceso controlado tienen un límite de 80 km/h (por ejemplo Circuito Interior).

Las vías primarias (como la mayoría de los ejes viales) tienen un límite de 50 kilómetros por hora.

Mientras que en las calles laterales de vías de acceso controlado, el límite es de 40 km/h.

En zonas de tránsito calmado (por ejemplo las calles más comunes) el límite es de 30 kilómetros por hora.

En zonas escolares, hospitales, asilos, albergues y casas hogar, la velocidad máxima es de 20 kilómetros por hora.

Mientras que estacionamientos y vías peatonales con acceso a vehículos tienen una velocidad máxima de 10 kilómetros por hora.

El Artículo 9 del Reglamento establece que las sanciones van de 10 a 30 veces las UMA.

4. Conducir bajo los efectos del alcohol o drogas que mermen la capacidad física o mental para el correcto control del vehículo y/o entorno

Esta es una de las infracciones más graves, pues pones en riesgo a ti mismo y a los demás.

En el artículo 50 del Reglamento de Tránsito, queda explícitamente claro:

“Queda prohibido conducir vehículos motorizados cuando se tenga una cantidad de alcohol en la sangre superior a 0.8 gramos por litro o de alcohol en aire espirado superior a 0.4 miligramos por litro, así como bajo el influjo de narcóticos, estupefacientes o psicotrópicos al conducir”.

Si no cumples con esta regla de tránsito, el castigo es mucho más grave que una simple multa.

No, el castigo por conducir bajo los efectos del alcohol o drogas es un arresto administrativo mínimo de 20 y máximo de 36 horas, inconmutables; es decir, tu visita al famoso torito. Y la pérdida de 6 puntos en la licencia.

5. Distracciones al volante por uso del celular u otros dispositivos

Esta no sólo es una de las multas de tránsito más comunes en México, sino una de las distracciones más peligrosas al volante, y que puede ocasionar accidentes muy graves.

Lamentablemente, también es una de las infracciones que más se vienen repitiendo, sobre todo con la omnipresencia de los celulares.

Ya sea que uses el GPS o cualquier app para conducir, cada vez es más fácil que caigas en la tentación de usar el celular para conducir, y por ende, también pienses que no pasa nada si revisas rápidamente el WhatsApp o tus redes sociales.

Sin embargo, debes saber que el Artículo 38 del Reglamento de Tránsito dice:

“Los conductores de vehículos son responsables de evitar realizar acciones que pongan en riesgo su integridad física y la de los demás usuarios de la vía, por lo que se prohíbe…

…Utilizar teléfono celular o cualquier dispositivo de comunicación mientras el vehículo esté en movimiento, cualquier manipulación deberá hacerse con el vehículo detenido”.

Infringir este artículo supone una multa de entre 5 a 600 UMAs y hasta 6 puntos penalizados de la licencia.

6. No ceder el paso al peatón en los cruces destinados para ellos

Una de las cosas a recordar para no caer en esta infracción es que el peatón siempre debe tener prioridad.

Dentro del esquema de importancia en el Reglamento de Tránsito, los peatones siempre van arriba al ser los más vulnerables.

Por ello, al circular en tu vehículo procura siempre darles el paso.

De hecho, uno de los principios rectores del Reglamento estipula:

“Se dará prioridad en la utilización del espacio vial de acuerdo a la siguiente jerarquía:

  • Peatones, en especial personas con discapacidad y movilidad limitada
  • Ciclistas
  • Usuarios del servicio de transporte público de pasajeros
  • Prestadores del servicio de transporte público de pasajeros
  • Prestadores del servicio de transporte de carga y distribución de mercancías
  • Usuarios de transporte particular automotor y motociclistas”

Los conductores que no respeten la preferencia de paso a los peatones serán sancionados entre 10 y 80 UMAS.

7. No respetar los semáforos

Una de las multas de tránsito más comunes en México es pasarse los semáforos en alto.

Sin embargo, es de las peores decisiones cuando conduces, pues te pones en riesgo a ti y a los demás.

Al no respetar el semáforo, te arriesgas a colisionar con otro vehículo o hacerle daño a peatones, ciclistas o motociclistas.

8. Manejar sin licencia

La última de las multas de tránsito más comunes en México es manejar sin traer la licencia de manejo.

Lo sorprendente de esta falta es que siga siendo tan común aún cuando en la Ciudad de México puedes obtener la licencia de conducir sin necesidad de presentar un examen de manejo.

El Reglamento de Tránsito obliga en su Artículo 44 a los conductores de vehículos motorizados:

  • Cuando sean menores de edad, portar permiso de conducir
  • Cuando sean mayores de edad, portar licencia vigente correspondiente al tipo de vehículo

La falta de licencia acarrea multas de entre 10 a 100 veces la UMA y siempre la remisión del vehículo al corralón.

Maneja con precaución y sigue el Reglamento de Tránsito

Te recomendamos descargar una copia digital del Reglamento de Tránsito y traerla contigo siempre en tu celular.

Si no vives en la Ciudad de México, ingresa a Google y escribe “reglamento de tránsito” y tu ciudad.

En sólo unos minutos tendrás acceso a las reglas de vialidad de tu localidad.

Aparte de poder estudiarla, te servirá también para consultarla en caso de un siniestro o si un agente te detiene.

Sin embargo, recuerda que en caso de un percance, lo mejor es siempre revisar la cobertura de tu seguro de auto y contactar al ajustador, quien es un experto en el reglamento y te guiará en todo el proceso.

Esperamos que ahora que las conoces, evites caer en las multas de tránsito más comunes en México.

¿Quieres saber más?

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros