Guía de mantenimiento preventivo automotriz

Guía de mantenimiento preventivo automotriz

El mantenimiento automotriz es uno de los procesos más importantes para el cuidado de cualquier automóvil.

Tener buenos hábitos de mantenimiento automotriz no sólo prolongan la vida del automóvil, también puede ahorrarte muchos problemas y dinero.

Es importante que pienses en el mantenimiento no sólo como una reacción a cuando se presentan fallos en el auto.

Al contrario, abordar el mantenimiento automotriz desde el punto de vista preventivo será más eficiente y benéfico para el vehículo.

Sin embargo, muchas veces olvidamos prestarle atención a esta obligación de tener un auto.

Y es que, “por qué arreglar lo que no está roto” es un dicho que se ha incrustado en nuestra cabeza.  

Sin embargo, podría ocasionar más problemas, pues no se trata de arreglar lo que no está roto, sino de reforzarlo y protegerlo para que sea menos probable que llegue a estar roto.

Por ello, en lugar de ver el mantenimiento automotriz como un gasto, piénsalo como una inversión que puede ahorrarte mucho.

Así como nunca has pensado en eliminar tu seguro de auto, pues sabes lo mucho que te puede ayudar en el futuro en caso de un accidente de tránsito; de la misma manera debes pensar en el mantenimiento automotriz, ya que en realidad, el costo es apenas una fracción de lo que te costaría si tienes un problema más grave por falta de mantenimiento.

Por ello, te presentamos una pequeña guía acerca de las mejores prácticas de mantenimiento para tu automóvil.

El punto de partida del mantenimiento automotriz: la afinación o revisión

De acuerdo a la sección El Motor del diario El País, la primera revisión debe hacerse a los 5,000 kilómetros.

El proceso debe repetirse a los 10,000 kilómetros y posteriormente ya pueden ser más espaciadas entre sí.

La publicación española recomienda hacerlas cada 15,000 ó 20,000 kilómetros, pero eso varía según el auto.

De hecho, la mayoría de los talleres que ofrecen estos servicios, recomiendan la siguiente periodicidad:

  • Cambio de aceite: cada 5,000 kilómetros o tres meses
  • Afinación: cada 10,000 kilómetros o seis meses

También es recomendable realizar una revisión antes de salir de viaje, para confirmar la aptitud del auto para el trayecto.

Usualmente, una revisión básica del automóvil debe incluir por lo menos las siguientes cosas:

  • Cambio de aceite y filtros
  • Limpieza y ajuste de frenos
  • Revisión del acumulador
  • Relleno de niveles
  • Balanceo y rotación de los neumáticos

Y una inspección general del vehículo para identificar o prevenir problemas potenciales.

Elementos que deben revisarse en cada mantenimiento automotriz

Aunque entre cada marca y modelo de automóvil puede ser muy distinto entre sí, hay elementos que nunca debes olvidar.

Aceite

El aceite es uno de los componentes más importantes para el mantenimiento automotriz.

Se encarga de lubricar el motor y reducir la fricción entre sus partes para tener mejor funcionamiento y vida útil.

Si la lubricación no sucede adecuadamente, la fricción de las partes del motor puede causar desgaste prematuro.

Aunque hay de varias marcas y calidades, algunas con tecnología impresionante, por regla general ninguno dura más de 15,000 kilómetros (aunque hay fabricantes que lo elevan hasta los 20,000 kilómetros).

Cada fabricante tiene una distancia recorrida recomendada para hacer el cambio, pero usualmente se recomienda cada 5,000 kilómetros.

Si no haces el cambio de aceite, éste se va ensuciando y pierde las propiedades lubricantes.

Además, en el cambio de aceite también debe realizarse la sustitución del filtro, que puede acumular impurezas y aceite viejo.

Durante el mantenimiento automotriz también se revisan los niveles del aceite para detectar posibles fugas.

Llantas o Neumáticos

Otro fundamental del mantenimiento automotriz, especialmente si vas a salir a carretera.

En el mantenimiento hay que revisar la presión a la que están infladas y el desgaste que han sufrido.

La edad de las gomas y la textura de los patrones que controlan la tracción también son fundamentales.

Otro factor que debes revisar de tus neumáticos en el mantenimiento es la alineación y balanceo en las cuatro llantas.

Amortiguadores

Otro de los componentes fundamentales de tu automóvil e infaltable en cualquier mantenimiento automotriz.

Los amortiguadores ayudan a mantener la estabilidad y control que tienes sobre tu vehículo.

En general, deben reemplazarse cada 20 mil kilómetros aproximadamente, pues su desgaste no suele apreciarse a simple vista.

Aunque según Ford, en modelos más recientes el cambio puede llegar a necesitarse hasta los 80,000 kilómetros según el modelo.

Son muy importantes para la seguridad, por lo que no debes escatimar en este sentido.

Frenos

Otro de los puntos cardinales de la seguridad automotriz y que debe revisarse cuidadosamente en cada mantenimiento.

La revisión tiene que ser de todo el sistema de frenado y consiste en:

  • Revisar el nivel y calidad del líquido de frenos, éste debe ser transparente; si es turbio, debe cambiarse
  • Revisión y rectificado de los discos y tambores de los frenos
  • Inspección del desgaste de las balatas

Se recomienda realizar la revisión cada 10,000 kilómetros y cambiar las pastillas cada 25,000.

Un indicador de que la revisión es necesaria es si escuchas ruidos o silbidos cada que presionas el freno.

Deben ser inspeccionados por mecánicos especialistas en frenos por lo menos una vez al año.

Filtros

Además del filtro del aceite, tu vehículo cuenta con otros filtros para garantizar su funcionamiento y óptimo rendimiento.

Estos filtros retienen las impurezas y evitan la contaminación del motor, la cámara de combustión y los cilindros.

Entre los filtros que deben revisarse en cada sesión de mantenimiento automotriz se encuentran:

  • Filtro de aire: Se recomienda cambiarlos una vez al año o cada 20,000 kilómetros
  • Filtro de gasolina: cada 30,000 kilómetros

El desgaste de estos componentes también depende de las condiciones climatológicas en las que suela moverse el vehículo.

Por esto, es importante llevarlos a revisión al menos una vez cada año.

Correa del motor

También conocida como correa de distribución, su rotura puede ser muy costosa, por lo que es fundamental revisarla periódicamente.

Se encarga de convertir la potencia del motor en movimiento, por lo que es de suma importancia para el vehículo.

Aunque suele ser muy duradera y aguantar entre 80,000 y 10,000 kilómetros, no olvides incluirla en cualquier sesión de mantenimiento.

En algunos casos, la correa de distribución viene adjunta a la bomba de agua, por lo que el cambio se hace en los dos elementos, algo cada vez más común en los modelos más nuevos de varias marcas de automóviles.

Acumulador o batería

Debe revisarse el exterior para prevenir corrosión y desgaste, así como utilizar moderadamente los componentes eléctricos del auto.

En las revisiones también se inspeccionan los niveles de los líquidos interiores.

Estos líquidos contienen ácido sulfúrico, muy corrosivo, por lo que el acumulador debe ser inspeccionado por especialistas.

Al revisar un acumulador puede escapar una mezcla de gases de hidrógeno y oxígeno altamente tóxica y explosiva.

Por todo esto, la inspección de la batería debe hacerse por especialistas con guantes y lentes de seguridad.

Plumillas del limpiaparabrisas

Este componente quizá no se mencione mucho, pero es de vital importancia para la seguridad al conducir.

Especialmente en un lugar como Ciudad de México, que suele tener una temporada de lluvias intensa y prolongada.

Las plumillas del limpiaparabrisas son vitales para la visibilidad del conductor al manejar durante la lluvia, y pueden desgastarse rápidamente debido al calor y las lluvias, por lo que se recomienda revisarlos cada seis meses y reemplazarlos si es necesario.

Catalizadores y sistemas de escape

De suma importancia para el medio ambiente, ayudan a reducir las emisiones contaminantes del vehículo, así como el ruido.

En general los catalizadores deben reemplazarse cada 80,000 kilómetros.

Otros factores a tomar en cuenta en el mantenimiento automotriz

Como mencionamos antes, cada vehículo tiene distintas necesidades y los puntos anteriores eran lo más parecido a una guía o mapa para hacer el mantenimiento automotriz de cualquier vehículo en general.

Sin embargo, hay otros factores igualmente importantes que, sin embargo, podrían no aplicar a todos los vehículos.

Hablamos de componentes como:

Sistema de enfriamiento

La sofisticación del sistema de enfriamiento depende del automóvil, pero en general su mantenimiento consiste en:

  • Inspección de todos los componentes para detectar y reparar fugas
  • Revisión de los ventiladores y su correcto funcionamiento
  • Limpieza del sistema removiendo sedimentos y depósitos orgánicos
  • Inspección de componentes como mangueras, bomba de agua y sensores de temperatura
  • Revisión de los niveles de anticongelante

Transmisión automática

El mantenimiento de la transmisión automática consiste en drenar el aceite contaminado y reemplazarlo con aceite nuevo.

Además, debe reemplazarse el fluido de la transmisión de acuerdo a las especificaciones de cada fabricante.

Recuerda, el objetivo es utilizar la previsión para evitar una avería

Al final del día, lo mejor es que no tengas que acudir al taller para reparar una avería de tu auto, sino para realizar el mantenimiento automotriz, que suele ser mucho más económico.

Sin embargo, si una avería ocurriera, recuerda que hay ciertas reparaciones para las que tu seguro de auto puede ayudarte.

Es importante que conozcas las condiciones generales del seguro de tu auto para saber si las reparaciones aplican.

Y hablando de eso, también deberías saber a fondo las condiciones de la garantía de tu vehículo.

Sobre todo, debes verificar que puedes realizar los trabajos de mantenimiento en el taller de tu preferencia (siempre que esté autorizado por la Norma Oficial Mexicana NOM-068-SCFI-1994) y no sea obligatorio realizar el mantenimiento automotriz en la agencia o servicio oficial de la marca del vehículo.

Ahora que ya lo sabes, procura realizar el mantenimiento de tu auto periódicamente y previene gastos o peligros.

¿Quieres saber más?

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros