Conoce las funciones de las luces de tu coche

Conoce las funciones de las luces de tu coche

Funciones de las diferentes luces de un vehículo

¿Alguna vez has pensado en todas las funciones que cumplen las luces del coche?

Probablemente no, porque, seamos serios, quién se pone a pensar en esas cosas.

Del coche uno piensa en la potencia, la velocidad, las líneas del diseño o la comodidad al conducirlo.

También pensamos en la seguridad, el tamaño de la cajuela o el rendimiento del combustible.

Pero, quién en su sano juicio se ha puesto a pensar en las luces del coche, salvo cuando se descomponen.

Pues bien, todo lo escrito es verdad, como también es verdad que un automóvil es una pieza impresionante de ingeniería.

Y esa ingeniería se hace presente hasta en la cantidad de luces que tiene tu automóvil, y la función específica que tienen para hacer de tu conducción algo más cómodo, conveniente y, sobre todo, seguro para ti y quienes te acompañan.

Por ejemplo, ¿sabías que existen hasta 8 distintos tipos de luces en un automóvil?

Lo más increíble es que cada una de ellas tiene una función específica, en la que basa su potencia.

¿Cuáles son los tipos de luces del coche que existen?

De acuerdo a la Dirección General de Tráfico de España, existen los siguientes tipos de luces del coche:

Luces para ver

Son las luces que utilizamos para tener una mejor visibilidad del camino y conducir más seguros.

Estas luces se dividen en:

  • Luz corta o luces de cruce, las también conocidas como luces bajas
  • Luz de carretera, larga o comúnmente conocidas en México como luces altas
  • Antiniebla delantera

Más adelante veremos a detalle cómo funcionan cada una de estas luces y en qué momento deben de activarse.

Pero por el momento veamos cuál es la otra categoría en que la DGT divide los tipos de luces de coche:

Luces para ser vistos

Son luces que utilizamos para señalar el lugar que ocupamos en el camino y seamos vistos por los otros automovilistas.

De esta manera, también contribuimos a hacer más seguro el camino y reducimos las posibilidades de una colisión.

Entre estas luces se encuentran las luces:

  • De reversa, que se activan cuando metemos la reversa o marcha atrás  
  • Intermitentes, también conocidas como de posición
  • Antiniebla trasera

Sin embargo, éstos son sólo algunas maneras de categorizar las luces del coche, por ejemplo, el fabricante Hella incluye los sistemas de iluminación en el interior de los vehículos como un factor de vital importancia para la seguridad del auto y sus ocupantes.

Veamos ahora más a detalle cada una de las luces que enlistamos y en qué momento debes utilizarlas.

Lucer para ver

Luces de cruce, cortas o bajas

Las luces bajas se prenden de noche en cualquier tipo de vía, y durante el día en situaciones especiales.

Estas situaciones especiales son presencia de niebla, lluvia intensa o la visibilidad se ve impedida por presencia de humo o polvo.

También se recomienda utilizarlas en lugares techados como estacionamientos o túneles.

Adicionalmente, se recomienda utilizarlas cuando la visibilidad de tu vehículo es muy importante para garantizar la seguridad en el camino, como al viajar en carretera o al utilizar carriles reversibles.   

De hecho, hay vehículos que incluyen luces bajas de conducción diurna para aumentar su visibilidad.

Sin embargo, estas luces son más tenues y no alcanzan la luminosidad de las luces bajas en condiciones de oscuridad.

Luces de alto alcance o altas

Las luces altas se utilizan en la noche, cuando el camino no está lo suficientemente iluminado.

Entre las recomendaciones que otorga el DGT para encenderlas, dice que éstas deben activarse cuando:

  • No pueda leerse la placa del vehículo delantero a 10 metros de distancia
  • O no se distinga un vehículo oscuro a 50 metros y se circule a más de 40 km/h

Sin embargo, debe tomarse en cuenta que esta luz puede deslumbrar a los automovilistas que vengan delante de ti.

Por ello, se recomienda que sólo el vehículo que venga hasta adelante las active, y el resto de vehículos lo tomen como guía para seguir el camino. En caso de que un automóvil rebase al del frente, deberán intercambiar el papel de auto con las luces altas encendidas.  

Hay que cambiarlas por bajas si en la carretera viene otro vehículo de frente, aún con barrera de por medio.

Luces antiniebla

Otras de las más importantes luces del coche son las de los faros antiniebla.

Estas luces literalmente pueden salvarte la vida en caminos con muy malas condiciones de visibilidad debido a neblina o humo.

Los faros antiniebla sirven como un refuerzo a las luces altas y bajas, o incluso puedes utilizarlas de manera aislada.

Consisten en faros que envían una potente luz directamente al piso, que sirve para seguir las líneas del camino.

Lamentablemente, su incorporación no es obligatoria y por eso existen vehículos que no cuentan con ellas.

Sin embargo, siempre puedes añadirle faros antiniebla a tu vehículo, por lo que te recomendamos considerarlo seriamente.

Si quieres saber más a detalle cómo usar las luces antiniebla, la revista Motorpasión tiene un artículo dedicado a ellas.

Luces para ser visto

Como dijimos antes, también podemos categorizar las luces del coche en luces para que los demás te vean.

Esto, obviamente, es para aumentar el nivel de seguridad en el camino y reducir las posibilidades de colisión.

Las luces del coche cuyo objetivo es que seas visto son las siguientes:

Luz de reversa

Como su nombre lo indica, consisten de unos focos de color blanco que se activan cuando metes reversa.

Cumplen dos funciones, la primera, es avisar a los automovilistas y peatones que tienes detrás que has activado la reversa.

De esta manera, sabrán que es posible que des marcha atrás y estar atentos; o en su defecto, si consideran que es un error, pueden avisarte para que corrijas y quites la reversa.

La segunda función es añadir visibilidad para cuando vas a avanzar en reversa.

Por ejemplo, las luces traseras no tienen la misma potencia que los faros delanteros, por lo que la visibilidad añadida por el color blanco de las luces de reversa son una gran contribución para tu visibilidad.

Luces intermitentes, de posición y direccionales

Estas luces del coche sirven de advertencia a otros vehículos y, dependiendo del vehículo, pueden ser diferentes o la misma.

En caso que sean las mismas, lo que las va a diferenciar es su función y el momento de utilizarlas.

Por ejemplo, la función de luces intermitentes y luces de posición es prácticamente la misma: que los demás nos vean.

Se llaman de posición porque indican la posición y anchura del vehículo, para que los automovilistas nos tomen en cuenta.

Y se conocen como luces intermitentes debido a que no se encienden de una manera continua.

Como su nombre lo indica, se encienden y apagan de manera intermitente para aumentar su visibilidad.

Se utilizan para advertirles a los demás automovilistas que:

  • Circulas lento porque las condiciones del camino no son las óptimas
  • Hay algún riesgo más adelante
  • No estás seguro de cuál va a ser tu próximo movimiento y pides prudencia a los demás
  • Tienes que detenerte momentáneamente

También se pueden utilizar para ayudarle a alguien que te busca a localizar tu vehículo.

Usualmente, estas mismas luces también son las direccionales, y, como su nombre lo indica, se utilizan para indicar un cambio de dirección que se hace, ya sea a la izquierda o a la derecha.

Éstas son de las luces más importantes y a las que debes acostumbrarte a utilizar más frecuentemente.

Luces antiniebla traseras

Las luces antiniebla traseras son las clásicas luces del coche rojas.

Son obligatorias en todos los vehículos y sirven para que los vehículos que vienen por detrás de ti te ubiquen y no haya riesgo de colisión por alcances.

En éstas también se incluye la luz de frenado, que es un poco más potente y se activa cada vez que frenas tu vehículo.

Esta es otra de las luces más importantes y que, tenerlas averiadas incluso te hace merecedor de multas.

Qué dice el Reglamento de Tránsito acerca de las luces del coche

El artículo 37 del Reglamento de Tránsito en la Ciudad de México, en su Fracción II inciso d indica:

“Los conductores de vehículos motorizados deben encender las luces cuando disminuya sensiblemente la visibilidad por cualquier factor ambiental o por las características de la infraestructura vial, evitando deslumbrar a quienes transitan en sentido opuesto”.

Cómo cuidar las luces del coche

Como ya has visto, las luces del vehículo son una parte muy importante a la hora de garantizar la seguridad.

Por ello, es importante darles mantenimiento adecuado y, de preferencia, contar con un seguro de auto que las proteja.

Usualmente, la cobertura de daños materiales es la que podrá ayudarte en caso de tener un problema con tus luces.  

Si quieres saber más acerca del seguro de auto más conveniente para ti, te invitamos a revisar los artículos del blog de ARCA o llamarnos al (55) 1168 9618, donde nuestros asesores te ayudarán con toda la información necesaria para tener el mejor seguro de auto para tus necesidades.

Además, las luces pueden deteriorarse simplemente por el paso del tiempo

Ya sea que se fundan o pierdan intensidad, y aunque es un desgaste normal, lo ideal es tenerlas al 100%.

Si vas a cambiarlas lo ideal es hacerlo por pares, para que tengan luminosidad idéntica.

Toma en cuenta que tampoco pueden ser muy luminosas, pues puedes encandilar al resto de los conductores.

Recuerda estar siempre al pendiente de tus luces, y si detectas algún problema, lleva el auto a un taller para que puedan arreglarlas lo antes posible.

¿Quieres saber más?

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros