Descubre qué elementos de tu coche tienes que cambiar

Descubre qué elementos de tu coche tienes que cambiar

Con el avance tecnológico y la vida cada vez más acelerada en las ciudades, es complicado ser un hombre / mujer herramienta.

La realidad es que al hablar del funcionamiento del coche, preferimos pagar y que un experto lo arregle por nosotros.

Sin embargo, no podemos dejarle toda la responsabilidad a nuestro mecánico, por más confianza que podamos tenerle.

Hay algunas cuestiones mecánicas básicas que podemos resolver o prever por nuestra cuenta y que nos ayudarán a prolongar la vida útil del auto.

Son temas como: saber cuándo debes revisar los frenos, llevar el auto a servicio, cambiarle el aceite o algún filtro.

De acuerdo con la Comisión Federal de Comercio de EEUU, posponer los tiempos de mantenimiento preventivo establecidos por el fabricante, podrías causar fallas en sistemas específicos, pero incluso puede provocar fallas tan graves como en el sistema completo.

Además, atenta contra tu bolsillo, pues baja el rendimiento del combustible y tu seguridad, porque causas malfuncionamientos en el desempeño del coche al estar en movimiento. Finalmente, puedes perder tu garantía, en caso de tener un auto de agencia.

Si en tu caso, como en el de mucha gente, no tienes idea de cómo hacer estas composturas, te ofrecemos este test para que identifiques cuándo tienes que “atender” mecánicamente a tu coche.

¿Sabes cuál es la vida útil de los frenos de tu coche?

Conocer el funcionamiento correcto del sistema de frenos de tu auto puede ahorrarte un dolor de cabeza hasta salvarte la vida.

Realmente lo que tienes que reemplazar periódicamente son las pastillas de los frenos o balatas.

Sin embargo, no tienen una caducidad fija,  sino que dependen del uso y cuidado que tengas al accionarlos.

Al accionar el pedal, las balatas o zapatas detienen los discos o los tambores de freno de las llantas mediante fricción.

Debido al desgaste, pierden efectividad de manera gradual. Cuando esto pasa, el pedal se siente más suave.

Si realmente no sabes cuándo hay que ajustar los frenos, aquí hay algunos consejos:

  • Aprende a sentir la intensidad con que accionas el pedal. Pese a que el desgaste modifica la eficiencia del sistema de frenado, mucha gente lo ignora y se acostumbra a las nuevas circunstancias. Por ejemplo, que se endurezcan o reblandezcan los pedales a lo que normalmente estamos acostumbrados, o que el auto tarde más de lo normal en detenerse. Un pedal demasiado duro indica un daño que requiere atención inmediata. Mientras que un pedal muy suave, señala que el líquido de frenos debe ser reemplazado o fallas en la bomba de frenos.
  • Vigila el tiempo de frenado. Una señal es percibir que el auto necesita distancia mayor para detenerse en condiciones normales.
  • Eficiencia del frenado. Cuando el sistema parece no reaccionar o tarda más tiempo del acostumbrado en funcionar. Esto puede provocar accidentes o derrapones inesperados
  • Ruidos y vibraciones. Si no cambias las pastillas, se desgastan los discos de las llantas y esto produce una avería peor que se manifiesta desde rechinidos al frenar hasta vibraciones al rodar.

Te puede interesar: Descubre si tienes que cambiar tus frenos con este sencillo test.

¿Sabes comprobar el estado de las llantas con una moneda?

Las llantas, a pesar de ser uno de los dispositivos más importantes del coche, también son de las más ignoradas.

Pensamos que con que mantengan la presión correcta, es suficiente. Sin embargo, debes verificar su nivel de desgaste, periódicamente.

La primera prueba para verificar su desgaste es medir el grosor del “dibujo” en la parte que hace contacto con el pavimento.

Si introduces un dedo en estas ranuras y alcanzas a ver tu uña, es momento que pienses en cambiarlas.

Lo mismo puedes hacer la prueba con monedas mexicanas que tengan dos colores. Si al introducirla, observas el filo exterior, reemplázalas.

Si el dibujo aún llega al águila, entonces todavía tienen vida útil.

Pero también debes revisar que la cara lateral no tenga cuarteaduras o chipotes, pues esto es señal de que las fibras interiores están rotas y la presión no es uniforme, por lo que podrían estallar en un hoyo o al circular a alta velocidad, lo cual es muy peligroso.

Algunas llantas tienen un símbolo TWI en el costado. Si desaparece o se desgasta, es momento de cambiarlas.

Vigila periódicamente la presión de los neumáticos, pues esto genera desgaste adicional y que consumas más gasolina de la que realmente necesitarías para circular.

Te puede interesar: Descubre si tienes que cambiar tus llantas con este sencillo test.

¿Cambias el aceite de motor cada seis meses?

Aunque no lo creas, todavía hay personas que piensan que el único líquido que usa su coche es la gasolina.

Sin embargo, hay otros líquidos que son esenciales para su correcto funcionamiento. Uno de ellos es el aceite del motor.

El aceite del motor tiene tres funciones básicas: reduce la fricción entre las piezas móviles, previene la corrosión y mantiene la temperatura del motor.

Por eso, un mantenimiento adecuado, con el aceite en buenas condiciones, es básico para alargar su vida.

Estos tips te ayudarán:

  • Comprueba que el nivel de aceite sea adecuado cada 3 mil kilómetros.
  • Para verificar el estado del aceite, debes revisar la varilla que se encuentra en la parte delantera del motor.
  • En caso que el auto haya estado en funcionamiento al revisar el aceite, sácalo, limpia toda la varilla, introdúcelo de nuevo y revisa. La varilla tiene una ranura que indica el nivel mínimo.
  • Si vas a añadir aceite, asegúrate que sea del mismo tipo o de lo contrario disminuirás la efectividad de lubricación.
  • Cuando vayas a cambiar el aceite completamente, sustituye también el filtro para que se mantenga libre de partículas.
  • No alargues los plazos de mantenimiento que indica el fabricante o podrías desbielar el motor por falta de lubricación.

Si cumples con los periodos de mantenimiento que establece el fabricante, no debes preocuparte, pues el aceite debe tener la durabilidad suficiente entre cambio y cambio. Sólo revisa que el nivel no baje del mínimo.

¿Sabes qué aceite usa tu coche?

Si usas un lubricante que no cumple con las especificaciones del fabricante, el motor lo consumirá antes de tiempo.

Esto aumenta el riesgo de desbielamiento. Lo mejor es darle mantenimiento a tu auto en un taller especializado o revisar la especificación que viene en el manual de usuario.

Este dato contiene dos valores, SAE y API: la viscosidad en frío y el rendimiento conforme sube la temperatura.

Los expertos recomiendan siempre el uso de lubricantes con índices API SM o SN. Mientras que los aceites se clasifican en sintéticos, semi sintéticos o minerales. Pero no te confundas, los autos de modelo reciente usan aceite sintético.

Estos, tienen una durabilidad de unos 15 mil kilómetros, los semi sintéticos unos 10 mil y los minerales hasta 5 mil.

Pero también se deteriora si el coche pasa mucho tiempo parado.

¿Sabes cuántos filtros usa tu automóvil?

En todo el proceso de combustión se generan impurezas en el motor que favorecen la corrosión y limitan su rendimiento.

Además, las impurezas deterioran el funcionamiento de la gasolina o el aceite, por lo que hay varios filtros en el sistema.

Estos son los principales:

Filtro de aceite de motor

Impide que las partículas contenidas en este líquido regresen al circuito de lubricación.

Retiene hasta 95% de partículas, de espesores hasta de entre 10 y 40, por lo que su función es mantener limpio el motor.

Si este filtro se obstruye o deja de funcionar, el aceite sucio provocaría el sobrecalentamiento del motor y corrosión.

Su vida útil es de unos 10 kilómetros, pero lo mejor es cambiarlo con cada cambio de aceite.

Filtro de aire

Su función es retener partículas suspendidas en el aire que ingresa al motor como parte del proceso de combustión.

Funciona entre 30 mil y 40 mil km con autos que circulan en ciudad. En terracería puede durar 1 mes.

Lo ideal es cambiarlo anualmente o cada 20 mil kilómetros como parte de un mantenimiento preventivo.

Si un filtro sucio no es reemplazado, afecta directamente al rendimiento del combustible y aumentan las emisiones.

Filtro de gasolina

Evita que las impurezas que contiene el tanque de gasolina ingresen al sistema de inyección en el motor.

Un mal funcionamiento provoca pérdida de gasolina o que el coche se jalonee.

Además, ayuda al funcionamiento óptimo del circuito de inyección, la bomba de presión, los inyectores y el circuito de alimentación.

Debes cambiarlo cada seis meses ó 10 mil kilómetros aproximadamente.

Filtro de aire acondicionado

Aunque no es crucial para el funcionamiento del motor, sí limpia el aire que respiras al interior.

Por eso es importante darle mantenimiento, para que, cuando acciones el sistema, recibas un menor número de impurezas.

Si falla, percibirás mal olor al entrar al auto. Cámbialo cada 10 mil kilómetros.

Los modelos más recientes tienen sensores que te avisan sobre cualquier falla en los diferentes sistemas del coche y encienden alertas en el tablero.

Entre mejor conozcas el desempeño de tu coche, podrás prevenir fallas severas y gastos extra.

Pero, ¿has pensado proteger algo más que el funcionamiento mecánico de tu coche? Para esto sirven los seguros, pues te ayudan a solventar el costo de riesgos como un accidente, un robo o una falla ligera en el camino. Pero también te protegen como conductor, en caso que resultes herido o lesiones a alguien a consecuencia de un hecho de tránsito.

Para eso existen portales como ARCA. Somos expertos en el seguro de auto y te ayudamos a obtener la cobertura indicada para tu auto, al mejor precio.

Además, nuestro cotizador es fácil de usar, seguro y siempre tenemos una oferta atractiva en nuestros precios.

Conócenos y mira la diferencia. Cotiza aquí.    

¿Quieres saber más?

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros