Distracciones al volante: sólo toma un segundo

Distracciones al volante: sólo toma un segundo

Las distracciones al volante son uno de los principales riesgos innecesarios que toman los conductores día a día.

Con la aparición de los teléfonos celulares, las distracciones al volante son más y más comunes, como también sus consecuencias.

Un segundo es todo lo que toma para ocasionar un accidente si te distraes mientras manejas.

Por ello, en todo el mundo, Organizaciones Civiles y Gubernamentales buscan concientizar acerca de los peligros de distraerse al volante.

La Red de Empleados para la Seguridad del Tráfico (NETS), por ejemplo, define las distracciones al volante como la presencia de cualquier cosa que pueda distraer la atención del conductor de la acción de conducir, tanto física como mentalmente.

Según datos recopilados por NETS, manejar distraído es causa de más de 300 mil accidentes cada año.

Esto es, el 20% de los accidentes de tráfico que ocurren en Estados Unidos de manera anual.

Entre las razones por las que las distracciones al volante son tan peligrosas, se encuentran las siguientes:

  • Se estima que por cada 1.5 kilómetros, los conductores deben tomar 20 decisiones importantes al conducir.
  • El mismo NETS menciona que, usualmente, los conductores tienen menos de medio segundo para evitar una colisión.
  • Un estudio con simulador de la Universidad de Utah, descubrió que los conductores que se distraen en el celular pueden ver el camino, pero perderse hasta el 50% de la información del ambiente.

Además, menciona que los siguientes son los comportamientos que más incrementan el riesgo de un accidente:

  • Escribir un mensaje de texto: 23 veces más riesgo de accidente
  • Intentar agarrar un objeto que se está moviendo: 9 veces más riesgo
  • Manejar con sueño: 4 veces
  • Mirar un objeto no relacionado con la conducción: 3.7 veces
  • Leer: 3.4 veces
  • Aplicar maquillaje: 3 veces

Un par de segundos, todo lo que toma

El Daily Mail de Inglaterra da un dato más alarmista:

Quitar los ojos de la carretera aunque sea sólo 2 segundos, incrementa el riesgo de accidente 24 veces.  

Incluso, un programa de Información sobre conducción segura del Hospital Infantil de Blank, Iowa, se llama One Second (Un Segundo).

Este programa, creado en conjunto con organizaciones civiles y privadas del sector asegurador, trata de crear conciencia en los jóvenes.

Sólo toma un segundo, y es la belleza de eso”, dice Brian Feist, miembro del programa.

Es como abrocharte el cinturón, sólo toma un segundo. Al ver tu teléfono, muchas cosas pueden pasar en un segundo”.

La National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) de Estados Unidos amplía la definición de manejar distraído y no la limita.

Para ellos, usar el celular, comer o beber, hablar con otros pasajeros o hasta manejar el estéreo son distracciones.

Cualquier cosa que te distraiga de la tarea de manejar seguro”, mencionan.

Según la NHTSA, escribir mensajes es lo más peligroso, pues toma en promedio 5 segundos de tu atención.

A 55 mph (88 km/h), es como manejar el largo de un campo de fútbol con los ojos cerrados”.

Para ellos, un conductor nunca debería quitar los ojos del camino por más de dos segundos.

Y aun eso puede ser demasiado.

¿Los nuevos vehículos hacen más fácil que te distraigas?

Otro problema es que, aunque los autos son cada vez más seguros, también cada vez vienen con más distracciones potenciales.

Bajo la bandera de la conveniencia, integran pantallas, botones y hasta la capacidad de conectar tu teléfono a dichas pantallas.

Aún vemos cosas que la NHTSA dice que no deberían usarse mientras manejas”, dice Jake Nelson, de la AAA.

Nelson, quien se desempeña como director de abogacía por la seguridad en el tráfico, añade:

Los fabricantes están haciendo demasiado fácil que los conductores piensen que pueden hacer varias cosas a la vez. La gente accede a Facebook mientras conduce, y hemos visto un mayor incremento de accidentes fatales en los últimos 50 años, con más muertes de peatones y ciclistas”, añadió Nelson.

Falta de conciencia, uno de los principales problemas

En ARCA siempre seremos defensores de la responsabilidad y seguridad al conducir.

Es una misión que nos tomamos muy en serio, y que parece más importante que nunca ante los siguientes datos.

Investigadores de la Universidad de Oregon descubrieron que los conductores jóvenes no son conscientes del riesgo de distraerse al volante.  

De acuerdo a los mismos investigadores, estudios previos han demostrado que escribir al manejar, es equivalente a manejar ebrio.

Al textear, estás haciendo, pensando y mirando a algo diferente a manejar”, dijo el líder del estudio, David Hurwitz.

Ante este panorama, son cada vez más las asociaciones que buscan crear conciencia sobre el problema.

Gobiernos, fabricantes de autos y compañías de tecnología, están uniéndose en el sueño de hacer carreteras más seguras.

Y lo hacen por el principio: buscando maneras de que los ojos de los conductores se mantengan en el volante.

Por ejemplo, displays en el parabrisas que obligan al conductor a mantener los ojos en el camino.

O alertas que avisan cuando el vehículo empieza a invadir otro carril sin haber activado una luz direccional.

Los más avanzados incluyen frenado automático cuando sienten que una colisión se acerca.

Sin embargo, muchos de estos vehículos tienen precios prohibitivos en países como México.

Por ello, la mejor apuesta es incrementar la educación para acabar con las distracciones al volante.

Tomando acciones contra las distracciones al volante

La NHTSA, en conjunto con fabricantes de autos, creó una serie de guías de diseño para limitar su aparición.

Entre ellas, diseñar pantallas que no obstruyan el campo de visión del conductor, o usar símbolos internacionalmente reconocidos.

También, permitir al conductor controlar el pulso de notificaciones recibidas y desactivar información no relevante para manejar.  

Fabricantes como Volkswagen, Audi o Alfa Romeo han empezado a implementar estas sugerencias en sus autos.

Pero, al no ser obligatorias, están abiertas a la interpretación.

Y, como vimos antes, hay autos que incluso parece que fomentan las distracciones.

Además de las sugerencias en el diseño de vehículos, varios programas buscan educar a los conductores.

Usando el paradigma de la conciencia, creen que la mejor manera de acabar con las distracciones al volante es informando.

El estudio de la Universidad de Oregon, mencionado anteriormente, descubrió que las presentaciones interactivas presentadas a conductores jóvenes en auditorios o salones de clase pueden ayudar a incrementar la conciencia sobre el problema, por lo que recomendaron tomar más medidas de este estilo para combatir las distracciones al volante.

Los autos autónomos pueden ser una solución…a futuro

Otra solución contra las distracciones al volante, que parece de ciencia ficción, es la masificación de los autos autónomos.

Vehículos como los creados por Google, que aún se encuentran en fase de desarrollo y no salen al mercado.

O los vehículos Tesla, que sí son producidos de manera masiva y ya están disponibles para el consumidor final.

Aunque hay reportes y evidencia de que se han visto involucrados en accidentes fatales, sus creadores mantienen que son más seguros y podrían acabar con las muertes en la carretera en los años por venir.

Tal es el caso de Elon Musk, creador de Tesla.

Musk piensa que en los próximos 20 años, la humanidad será desterrada de los autos, y éstos serán controlados robóticamente.

Su razonamiento es que las computadoras hacen un mucho mejor trabajo y los humanos somos “muy peligrosos” detrás del volante.

Los vehículos Tesla incluyen una función de “autopiloto”, que están diseñados para ayudar al conductor a manejar seguro.

Sin embargo, aunque no están diseñados para eso, son capaces de manejarse por sí mismos.

Incluso, en México ya hay videos en los que el Tesla puede moverse con naturalidad en las complicadas calles de Ciudad de México.  

Además de Tesla y Google, otros fabricantes como Volvo y BMW trabajan en modelos de autos autónomos.

Sin embargo, los días en que una carretera llena de autos autónomos sea una realidad 100% segura aún están lejos.

Al final del día…maneja a la defensiva, evita las distracciones al volante

Sabemos que quizá es imposible eliminar al 100% las distracciones al volante.

Pero sí es posible aumentar las medidas de seguridad y atención al manejar.

Apagar las notificaciones del celular o ponerlo en silencio puede evitar distracciones al volante.

Nunca, absolutamente nunca, mandes un mensaje mientras conduces. El teléfono al conducir debería usarse sólo para ver el GPS (te recomendamos invertir en un soporte para no distraerte del camino) o responder llamadas de emergencia, usando el manos libres.

Controla lo más posible tu vehículo antes de arrancar: clima, radio, luces. Todo puede causar distracciones al ir en movimiento.

Usa el cinturón de seguridad y asegúrate que todos los pasajeros también lo hagan.

Ten a la mano los papeles del seguro de auto, tarjeta de circulación y licencia de conducir.

Mantén tu auto en óptimas condiciones, para evitar un desperfecto a alta velocidad que pueda ponerte en riesgo.

Al final del día, las distracciones al volante son sólo eso, distracciones, y está en nosotros, los conductores, tener la concentración y disciplina para no caer en ellas y contribuir a que las carreteras sean más seguras para nosotros y para los demás.

En ARCA confiamos en ti.  

¿Quieres saber más?

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros