Descubre cuánto cuesta realmente el auto que quieres comprar

Descubre cuánto cuesta realmente el auto que quieres comprar

¿Cuánto cuesta el auto que quieres comprar? ¿Te has hecho esa pregunta tan importante para tus finanzas?

Y es que de acuerdo con el portal El Motor, el costo real de un vehículo no es sólo lo que pagas por él, sino toda una cascada de otros conceptos, los cuales terminan ocasionando un gasto muy superior a la propia adquisición, tanto para empezar a circular con tu nuevo auto con todo en regla como los conceptos propios de mantenimiento y operación que deberás tener en cuenta para tu presupuesto mensual, semestral y anual.

Por eso, antes de correr a la agencia o a la institución de financiamiento, debes preguntarte esto:

¿Cuánto cuesta el auto que te quieres comprar?

Como todos los bienes en el país, el auto que quieres tiene un precio sugerido y un precio real.

El precio sugerido es el que la empresa que manufactura el vehículo tasa para ese modelo en particular.

Sin embargo, cada vendedor o concesionario de esa marca establece el precio final de manera independiente.

Por supuesto que, sobre ese precio, puedes buscar hacer una negociación.

Sin embargo, al precio final, debes añadir los demás gastos de gestión y operación para empezar a manejar tu auto.

Nos referimos a conceptos como impuestos, tenencia (si aplica), placas, seguro.

Todos estos son conceptos para apenas empezar a disfrutar tu vehículo, sin contar los gastos recurrentes de operación.

Estos son los referentes a servicios, mantenimiento, reparación de averías, gasolina, estacionamiento, etcétera.

Todo esto debe tomarse en cuenta a la hora de comprar un auto (nuevo o usado).

Sólo así te puedes asegurar no sólo que tienes la capacidad de pagar el automóvil, sino también todo lo demás.

Es muy común que alguien crea que puede comprar un auto y después verse sorprendido y rebasado por los gastos independientes a las mensualidades, pues no los tenía contemplados.

¿Cómo puedes saber cuánto cuesta realmente el auto que quieres comprar?

Afortunadamente, estimar el costo real del vehículo que te interesa es posible con una serie de cálculos e investigación.

Esta investigación te permitirá definir lo más importante antes de comprar un vehículo: capacidad y método de pago.

Esto significa la capacidad que tienes de asumir el costo de compra del auto, y la manera cómo lo pagarás.

Primero debes elegir un vehículo que se ajuste a tus posibilidades de pago según tu nivel de ingresos.

Hecho esto, debes tomar la decisión de cómo vas a pagar el automóvil: de contado, a meses sin intereses o por medio de un crédito automotriz, ya sea financiado por la concesionaria de vehículos o por una institución financiera.

Contado, la mejor manera de comprar un vehículo

Pagar de contado es la mejor manera de comprar un vehículo, pues incluso puedes obtener importantes descuentos.

Y es que pagando de contado no sólo se respeta el precio de lista, sino que incluso puedes negociar descuentos.

A un concesionario le conviene más vender de contado y deshacerse de ese inventario, que arriesgarse a financiarlo.  

En caso de financiarlo, se arriesga a dejar de recibir los pagos y tener que erogar más dinero para recuperarlo.

Por ello, pueden estar dispuestos a darte descuentos o algún beneficio extra para que liquides todo en un solo pago.

Meses sin intereses, una buena opción si entregas un enganche fuerte

Otra opción que resulta atractiva es la de los meses sin intereses (MSI); sin embargo, al igual que el pago de contado, requiere que entregues una buena cantidad de dinero al inicio del plazo.

Usualmente, en la compra de vehículos los meses sin intereses se ofrecen cuando el comprador cubre un porcentaje fuerte en el enganche.

La cantidad depende del concesionario, pero piensa en por lo menos 50% del valor del vehículo.

Una vez que cubres el enganche, pueden otorgarte hasta 24 meses sin intereses para liquidar el resto del costo.

La gran ventaja es que el precio de lista o precio acordado no aumenta debido a intereses.

Sin embargo, considera que al ser una menor cantidad de tiempo, las mensualidades pueden ser un poco más altas.

Financiamiento, la opción más utilizada

Debido a la magnitud de la compra y el costo, la opción más utilizada en México es el financiamiento.

Ya sea por medio de la agencia, concesionario o una institución bancaria, el comprador pone un enganche para el vehículo, por lo menos el 20% del valor, un tercero (la institución financiera) pone el resto a cambio de que las escrituras del coche queden a su nombre y el comprador se lleva el vehículo y se compromete a liquidar la cantidad prestada en un plazo establecido, con el incremento de un interés.

Es el clásico préstamo, y en este caso, el banco compra el auto y te lo “presta” mientras lo pagas.

Al liquidar la deuda, el banco te endosa las escrituras y tú eres el nuevo dueño del auto.

Si bien este método es el más utilizado, también es el menos conveniente, pues terminas pagando más de lo que costaba el vehículo debido a los intereses anuales.

Ok, sólo puedo sacar un auto por financiamiento, ¿cómo puedo saber cuánto costará al final?

Hay herramientas para ayudarte a saber cuánto vas a pagar por un vehículo si lo compras con financiamiento.

Si bien puedes hacer tú los cálculos, la Condusef tiene un simulador para hacerte esto más fácil.

En él puedes hacer los cálculos para saber qué coche puedes comprar según tus ingresos y ahorro para el enganche.

También puedes comparar las opciones de crédito y financiamiento de distintas instituciones en el mercado.

O si ya sabes qué coche quieres comprar, puedes hacerlo por marca y modelo.

En este artículo hicimos el siguiente ejercicio para que veas cuánto puede costar realmente un auto:

Imagina que quieres un auto de $200,000 pesos, para el que juntas el 20% de enganche, es decir, $40,000 pesos.

El resto a financiar son $160,000 pesos, y lo quieres al plazo máximo de 60 meses, es decir 5 años.

De acuerdo al comparador de la Condusef, lo menos que pagarás por esos $160,000 pesos son $232,821 pesos.

Esto es tomando el crédito con la tasa de interés más baja, de 13.4% anual; es decir, con la mejor opción, terminarás pagando $72,821 pesos más, un incremento del 45% del monto original que te prestaron.

Y a eso debes añadirle los $40,000 pesos que pusiste de enganche, que elevan el costo a $272,821 pesos.

O sea que un auto que costaba $200,000 termina costándote 36% más caro debido a los intereses.

Si no tienes suerte y sólo consigues financiamiento con una institución con la tasa más alta, puedes terminar pagando 139% más que el monto originalmente financiado ($383,301 pesos) y 111% más que el precio del auto ($423,301 pesos).

Y sólo es el costo para que el automóvil sea tuyo, sin contar el precio de los trámites e impuestos.   

Esos los veremos más adelante.

¿Qué otros impuestos o trámites debo tomar en cuenta para el precio real del auto?

Para saber cuánto cuesta realmente el auto que quieres comprar toma en cuenta trámites vehiculares e impuestos para darlo de alta.

Estos incluyen el costo de la tenencia o refrendo, la verificación, el impuesto sobre automóviles nuevos (si aplica), la alta de las placas, el seguro y hasta la licencia de conducir.

Todos estos costos debes sumarlos al precio del vehículo para saber cuánto cuesta realmente el auto que quieres comprar.

Por ejemplo, veamos los costos de…

Tenencia en la Ciudad de México

El costo de la tenencia vehicular es variable, pues la Ciudad de México la ha subsidiado (que no eliminado) si cumples las siguientes características:

  • No tengas adeudos de tenencias de años anteriores (si el auto es nuevo, esto lo cumple a la perfección)
  • Pagues el refrendo anual ($556.50 pesos) correspondiente antes del 1 de julio de 2019.
  • Cuentes con tarjeta de circulación con chip vigente o presentes el pago del trámite de renovación de tenencia.
  • Si el valor del auto no supera los $250 mil pesos, incluyendo depreciación e IVA.

Como puedes ver, en el caso de nuestro auto hipotético de $200,000 pesos se cumplen todos los requisitos.

Entonces sólo sería necesario pagar el refrendo anual de $556.50 pesos…

Si se mantiene por los 5 años que toma acabar el crédito, son $2,782.50 pesos en total.

Pero, si el vehículo no cumple con los requisitos, la tenencia se calcula al 3% del valor comercial.  

Es decir, $6,000 pesos el primer año y posteriormente iría bajando debido a la depreciación.

Verificación vehicular  

En Ciudad de México, la verificación vehicular cuesta $524.00 pesos y sólo los vehículos eléctricos o híbridos están exentos.

Impuesto sobre automóviles nuevos (ISAN)

Este es un impuesto federal que grava la enajenación de automóviles por primera ocasión.

Con esto se refiere a la venta que se hace por primera vez de un vehículo, ya sea adquirido por un consumidor o importado definitivamente; también cuenta con distintos rangos para su cobro y existen ciertas exenciones.

Para calcular el costo, se categorizan los vehículos en rangos de acuerdo a su precio.

Para un vehículo de $200,000 pesos, el ISAN correspondería a 2%, es decir, $4,000 pesos.

Si quieres saber más acerca de las tarifas del ISAN en 2019, te invitamos a hacer clic en este enlace.

Placas

A menos que pagues extra por el servicio, la agencia no te entrega el auto con placas.

Dicho servicio tiene un costo promedio extra de $1,000 pesos, si quieres ahorrártelos, el trámite deberás realizarlo tú.

En la Ciudad de México el costo para dar de alta un vehículo y recibir las placas es de $678.00 pesos.

Toma en cuenta que si decides contratar el costo trámite de gestoría, el precio del trámite es aparte de la gestoría.

Te puede interesar: Trámite de placas para auto nuevo (Edomex, CDMX, Jal. y NL)

Seguro de auto

El seguro de auto es fundamental antes de que siquiera lo saques de la agencia.

Al igual que con las placas, la agencia o la institución financiera pueden ofrecerte un seguro, pero lo mejor es que éste lo consigas tú por tu cuenta.

De esta manera, puedes asegurarte que la cobertura sea la adecuada para el vehículo y que obtengas el mejor precio.

Debes hacer que la agencia te dé cuanto antes copia de la carta factura para poder tramitar tú el seguro.

El costo del seguro depende del valor del vehículo y el domicilio del conductor.

Pero en promedio, podemos decir que un seguro para un auto nuevo de $200,000 pesos ronda los $8,000 pesos.

Te invitamos a buscar el seguro de auto en ARCA, donde podrás ver las opciones de las mejores aseguradoras del mercado y obtener el mejor precio disponible.

Entonces, ¿cuánto cuesta realmente el auto que quieres comprar?

Como puedes ver, el costo de un auto va mucho más allá del precio de lista.

En los escenarios que describimos al principio, tenemos los siguientes resultados:

De contado
$200,000 (precio del vehículo) +
$556.50 (refrendo)
$678.00 (placas)
$1000.00 (gestoría)
$524.00 (verificación)
$4,000 (ISAN)

____________________________
Total: $206.758 pesos

A financiamiento:
$$272,821 (precio del vehículo) +
$556.50 (refrendo)
$678.00 (placas)
$1000.00 (gestoría)
$524.00 (verificación)
$4,000 (ISAN)       

______________________________

Total: $279,579.50

Entonces ¿ya sabes cuánto cuesta realmente el auto que quieres comprar?, prepárate muy bien y analízalo para que puedas rebajar lo más posible el costo.

¿Quieres saber más?

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros