¿Cuándo puedes hacer deducible tu seguro de auto?

¿Cuándo puedes hacer deducible tu seguro de auto?

Debido al endurecimiento de las medidas fiscales que ha hecho el gobierno mexicano en los últimos años, cada vez más trabajadores están obligados a pagar sus impuestos. Poco a poco, la gente se ha tenido que incorporar a algún régimen fiscal para cumplir con la autoridad. Sin embargo, lo común es que una persona cualquiera no tiene idea de cómo pagar sus impuestos, hacer una declaración o bien, saber qué gastos puede deducir para pagar menos impuestos.

Introducción

Lo primero que debes conocer sobre el tema son los diferentes regímenes establecidos por el Servicio de Administración Tributaria (SAT):

Cada régimen tiene sus propios beneficios y obligaciones. Así, los asalariados tienen las menores obligaciones, pero también menos beneficios.

Otro punto importante es que todos los regímenes obligan a hacer una declaración, aunque no todos pueden deducir lo mismo.

Entre los gastos que más confunden es el seguro de auto, ya que depende del régimen fiscal al que pertenezcas.

Para efectos contables, el deducible es parte del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que puedes recuperar después de declarar.

Te puede interesar: Tenencia vehicular. Todo lo que necesitas saber.

 

¿Cuándo se puede deducir el seguro de auto?

Puedes hacer deducible tu seguro de auto en todos los regímenes, salvo como asalariado, ya que no se considera como indispensable para realizar tu actividad productiva, mientras que en el resto de los esquemas, sí lo es.

Por ejemplo, cuando requieres del vehículo para realizar entregas, entrevistas, prospección de clientes o seguimiento de negocios.

Si eres asalariado y quieres deducir este seguro, tendrías que dar de alta otro régimen, pero también asumes sus obligaciones.

En cualquiera de los otros regímenes fiscales los únicos requisitos son: que lo hayas pagado y cuentes con la factura correspondiente.

El segundo requisito es que tus datos fiscales estén correctos en la factura: nombre, razón social y Registro Federal de Contribuyente (RFC). Finalmente, el seguro debe estar registrado a tu nombre.

 

Otros puntos a considerar para deducir tu seguro de auto

La ley establece que el pago de tu seguro debe ser mediante mecanismos electrónicos: tarjeta de crédito, débito o transferencia.

Otro aspecto importante es que sólo puedes deducir las pólizas de seguros pagadas por año fiscal, no de años previos.

 

¿Qué otros gastos se pueden deducir en el régimen de asalariado?

De acuerdo al SAT, existen ocho conceptos que pueden ser libres de impuestos para personas físicas, siempre que hayan sido pagados por medios electrónicos.

Estos conceptos pueden ser deducidos en la declaración anual, que se presenta en abril de cada año y son:

  • Honorarios médicos, dentales y gastos hospitalarios, que hayan sido solicitados por el contribuyente, su cónyuge o parientes directos: padres, abuelos, hijos o nietos
  • Honorarios por pruebas y análisis, que incluye: estudios clínicos, prótesis, gastos hospitalarios, compra o renta de aparatos de rehabilitación por incapacidad
  • Gastos funerarios
  • Compra de lentes (por prescripción)
  • Seguros de gastos médicos. No se pueden deducir gastos emitidos en instituciones de Salud Pública
  • Intereses por créditos hipotecarios
  • Donaciones lícitas y sin fines de lucro
  • Aportaciones voluntarias a la Afore
  • Colegiaturas y transporte escolar de los hijos o nietos cuyo cobro sea incluido en dicha colegiatura
  • El 25% del costo de tu bicicleta, moto o bici eléctrica (aplica a personas morales o físicas con actividad empresarial)

A partir del 2018, se incluyeron en las deducciones las consultas del nutriólogos y psicólogos, que emitan el recibo correspondiente.

 

¿Qué parte del seguro se puede deducir?

Los seguros se pueden deducir de diferentes formas. Ya revisamos las condiciones para aprovechar una póliza de autos.

El seguro de auto y otros como los de responsabilidad civil, hogar y empresariales en general están gravados con IVA. Este impuesto es el que se puede hacer deducible, de acuerdo a las condiciones señaladas arriba.

Pero otros como los de vida o gastos médicos están exentos de este impuesto. Estas pólizas no son deducibles.

Lo que sí se puede incluir es el pago de un siniestro de alguna cobertura afectada en estas pólizas.

Otro aspecto que puedes deducir es la compra de un automóvil, no importa si es nuevo o usado, siempre que la compraventa sea realizada con una agencia o una empresa formalmente establecida, ya que una persona que se dedique a alguna otra actividad y te venda su auto, no lo realiza como una forma de obtener ingresos y por ello, no te podrá emitir una factura válida.

Una excepción para deducir las primas de un seguro de auto son las empresas que requieren de vehículos para operar.

 

Deducciones en autos con uso empresarial

En este caso, las primas deducibles de un seguro de autos son las coberturas de responsabilidad civil, daños y pérdidas.

También se pueden deducir las primas de un seguro de auto usados para negocios y para recreación.

La salvedad es que registres la proporción de kilometraje en que utilizas el vehículo para cada uno de estos fines.

Esto porque únicamente podrás deducir el porcentaje correspondiente al uso empresarial.

Lo que sí puedes hacer es incluir las primas de los seguros de todos los vehículos propiedad de tu negocio.

Una última salvedad, sólo puedes deducir las primas de seguros pagadas por año fiscal corriente. No puedes considerar primas de seguros correspondientes a ejercicios anteriores ni prepagos.

Los vehículos último modelo tienen un tope máximo a deducir. Para 2018, la cantidad máxima es de $175 mil pesos.

Te puede interesar: 7 factores que afectan al cotizar tu seguro de auto.

 

Fundamentos legales, ¿qué es el SAT y cómo funciona?

El SAT es un órgano de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que nació en marzo de 1996.

Su objetivo es aplicar los lineamientos fiscales y aduaneros contemplados en la ley con los diferentes contribuyentes del país.

También es el encargado de generar toda la información requerida para el diseño y las evaluaciones de la política tributaria.

Finalmente, realiza el cobro de impuestos de todos los contribuyentes, ya sean:

  • Persona Física: aquellos individuo con posibilidad de adquirir derechos y contraer las obligaciones correspondientes en relación al pago de impuestos
  • Persona Moral: agrupación de personas que reunidas para formar una empresa, organización o asociación civil

Para darte de alta ante el SAT y poder disfrutar de beneficios como servicio médico, pensión o créditos hipotecarios, tienes que tramitar tu Registro Federal de Contribuyentes (RFC), una clave alfanumérica que te identificará ya sea como persona física o moral.

 

Beneficios de darte de alta ente el SAT

Algunos beneficios de regularizar tu situación fiscal con el SAT son:

  • Si eres cumplido en tus pagos de impuestos puedes recibir descuentos graduales en el  ISR
  • Descuentos en el IVA y en el Impuesto Especial sobre productos y Servicios (IEPS)al 100% para personas con ingresos menores a 100 mil pesos anuales al año, durante los primeros 10 años de operación
  • Subsidios en el pago de cuotas obrero patronales al Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS, por 10 años
  • Acceso a guarderías, servicio médico y pensiones del IMSS, créditos hipotecarios ante el Infonavit
  • Apoyo a Pymes, como nueva o pequeña empresa

En ARCA consigues el mejor precio para tu seguro de auto, también saber lo necesario para elegir la mejor opción.

¿Quieres saber más?

1 Comentario

  • rogelio
    buenas tardes como saco una factura de un deducible que pague gracias saludos

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros