¿Cómo cuidar de tu auto en temporada de lluvia?

¿Cómo cuidar de tu auto en temporada de lluvia?

Una de las condiciones por las que tu auto se vuelve más propenso a provocarte un dolor de cabeza son las lluvias.

 

1. ¿Qué riesgos amenazan tu auto en condiciones de lluvia?

Aun si eres un conductor experimentado, una ligera llovizna podría causarte un derrapón y un choque.

Ni qué decir de una tormenta intensa: el exceso de agua limita tu visión y hace el frenado mucho más lento, por ello durante una tormenta los choques aumentan. Sin embargo, éstos no son los únicos riesgos en condiciones de tromba: los fuertes vientos pueden derribar ramas de árbol o anuncios espectaculares. El granizo puede abollar la carrocería o romper algún cristal.

En una inundación puedes desde dañar llantas, rines o la suspensión en algún bache, hasta desbielar el motor.

 

1.1. ¿Qué otros factores afectan mi auto además de la lluvia?

Otros riesgos que provoca la lluvia para tu auto surgen si:

  • Te estacionas debajo de un árbol

Aunque la sombra protege a tu auto del sol, en tiempo de lluvias hay riesgos por la caída de ramas.

Puedes sufrir desde un leve rayón hasta una pérdida total por la caída de una rama.

  • El lodo

Se acumula debajo de los vehículos y retiene humedad. Si lo dejas que se acumule, oxidaría partes metálicas del automóvil.

Si esto pasa, es mejor retirarlo lo más rápido posible, incluyendo las ruedas porque el barro produce agrietamientos.

  • Rayones y otros daños leves

Si tu auto tiene daños previos, los efectos de la lluvia los agravan, por ejemplo, un rayón existente podría agrandarse u oxidar la lámina.

En caso que no puedas repararlos previamente, cuida que no se agraven después de las lluvias.

 

1.2. ¿Los interiores también se dañan?

Si bien el interior del coche no se moja directamente por la lluvia, sí puede sufrir los efectos de la humedad.

Que un auto se vea descuidado, se sienta pegajoso o emane un olor desagradable son algunos de sus efectos nocivos.

Si además tiene polvo acumulado, el efecto de la humedad es peor, pues podría favorecer la aparición de hongos.

Te puede interesar:  Seguro de auto por kilómetro ¿cómo funciona?

 

2. Algunos consejos para manejar seguro durante una tormenta

 

2.1. Para un mejor manejo

 

2.1.1. Circula por los carriles centrales

Una inundación comienza regularmente en los carriles laterales o en los muros de contención en las carreteras.

En piso mojado puedes golpearte en un bache profundo y dañar la carrocería o derrapar por falta de contacto entre las llantas y la superficie.

 

2.1.2. Amplía la distancia que te separa del resto de los coches

Adquieres más espacio para detenerte si alguien frena intempestivamente.

 

2.1.3. Usa las luces intermitentes y reduce la velocidad

En tormenta, las luces ayudan a ubicar al resto de los autos. Mantén una velocidad constante, pero no excesivamente baja.

 

2.1.4. Acciona los frenos periódicamente

Este mecanismo te permite “secar” los  frenos en caso de encharcamiento para que compruebes que siguen en buen estado.

 

2.1.5. Nunca te detengas en una inundación

Cruzar un encharcamiento puede causarte miedo, pero sostén la velocidad para que no se bloqueen tus frenos y se apague el auto. Si el nivel del agua es alto, el agua podría entrar al motor y apagarlo o desbielarlo.

 

2.1.6. Cruza los encharcamientos con precaución

Conserva la distancia del auto de adelante para frenar si cruza por un bache profundo. Si un vehículo se anega, pierde toda la tracción, y puede ser arrastrado.

 

2.2 Para una mejor visibilidad

 

2.2.1. Usa un buen líquido para limpiar el parabrisas

El líquido especial te ayuda a lavar la suciedad que cae con la lluvia y mejora la visibilidad del parabrisas.

2.2.2. Desempaña tus vidrios con aire acondicionado

El aire frío es lo mejor para retirar el vapor que empaña tus cristales y evita que tus manos suden.

2.2.3. Da un mantenimiento adecuado a los limpiaparabrisas

Contar con buenas plumas es un elemento básico pero sumamente importante: revísalas y cámbialas frecuentemente.

 

3. ¿Qué es el aquaplanning?

Fenómeno donde las llantas pierden adherencia con la superficie por la formación de una capa de agua que provoca derrapones.

Ocurre al colapsar la capacidad de expulsión de líquido en las llantas y una película las separa del pavimento.

Para prevenirlo es fundamental revisar que las llantas no pierdan su dibujo por el desgaste y mantenerlas correctamente infladas.

Una llanta excesivamente inflada pierde su capacidad de agarre, especialmente cuando llueve. Un bajo inflado la deforma y le provoca pérdida de adherencia. Lo ideal es respetar las especificaciones del fabricante.

 

Te puede interesar: 7 coberturas que debes entender de tu seguro de auto.

 

4. ¿Qué es la cobertura de Fenómenos Hidrometeorológicos del seguro de autos?

Los seguros de cobertura amplia o plus contienen el apartado de Daños Materiales. Esta cláusula protege a tu vehículo contra riesgos derivados de fenómenos relacionados con la atmósfera.

Es decir, protege tu auto por daños como:

  • Ciclón
  • Huracán
  • Granizo
  • Alud
  • Derrumbe de tierra o piedras
  • Caída de árboles o de sus ramas
  • Transportación, varadura, hundimiento, descarrilamiento o caída del medio de transporte en el que el vehículo sea transportado
  • Si tu auto es transportado por mar, podría ser sacrificado por una avería gruesa (tirado por la borda para evitar un naufragio)

 

4.1.    Deducible

Si el vehículo se daña por estos riesgos, el deducible es del 5% de la cobertura de Daños Materiales.

 

4.2.    Exclusiones

Daños materiales es un paquete que incluye, además de fenómenos hidrometeorológicos, choques, fenómenos sísmicos, rotura de cristales, entre otros.

Se vende en paquete porque es un gran compendio de coberturas y su precio es más barato.

Existen algunas aseguradoras que ofrecen quitar coberturas con poca probabilidad de ocurrir. Sin embargo, omitirlas no reduce considerablemente el precio.

Los riesgos que están excluidos en esta cobertura son:

  • Fallas o descomposturas por desgaste natural del vehículo o alguna de sus partes
  • Daños provocados al vehículo por su carga
  • Fallas causadas por elevación normal de la marea, aún cuando provoque inundaciones
  • Daños al vehículo a consecuencia de la acción intencional del asegurado
  • Pérdidas o daños causados al vehículo por transitar fuera de caminos o carreteras que estén cerrados o sean intransitables
  • El desbielamiento en las partes bajas del motor por penetración de agua y el asegurado no haya detenido el vehículo

 

4.3.    Coberturas adicionales

Existen aseguradoras que protegen riesgos como el desbielamiento arriba señalado.

También hay coberturas para daños en rines y llantas cuando éstos quedan inservibles por un golpe en banquetas y baches.

Esta cobertura es importante en un lugar que sufra inundaciones profundas y se formen baches en época de lluvias.

 

5. Conclusión

En temporadas de riesgo para tu vehículo, como la de lluvias, es muy importante que manejes tu auto con precaución.

Sin embargo, los riesgos que describimos son demasiados para confiar solamente en tu pericia al volante.

Existen factores fuera de tu alcance que podrían provocarte un accidente y dañar tu auto o a otras personas.    

Por eso es importante que cuentes con una cobertura amplia, no sólo para protegerte en caso que dañes a terceros.

Es mejor tener una cobertura robusta para que incluya las reparaciones que requiera tu coche en caso de un accidente.

ARCA te ayuda a obtener la mejor póliza en tres pasos y te damos información necesaria para contratar tu seguro.

 

¿Quieres saber más?

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros