10 consejos para ahorrar gasolina: cómo ahorrar combustible

10 consejos para ahorrar gasolina

Ahorrar gasolina se ha convertido en una prioridad en los últimos años en México.

Entre los constantes aumentos de precio y la volatilidad del costo, el combustible puede ser un gasto muy elevado.

Por ello, ahorrar gasolina es una de las preocupaciones de todos los que manejamos un auto, sobre todo en lugares como la Ciudad de México, donde a veces sentimos que tardamos más en llenar el tanque que lo que éste nos dura en las actividades cotidianas para las que usamos el automóvil.

Como ya sabes, en ARCA queremos que encuentres el seguro de auto al mejor precio, pero eso no es todo.

También queremos que disfrutes el acto de conducir sin preocupaciones. Por ello en nuestro blog encontrarás varios artículos al respecto.

Y como manejar también implica echar el combustible para poder andar, queremos ayudarte con algunos tips para ahorrar gasolina.

Algunos son muy sencillos y quizá obvios, otros son un poco menos ortodoxos, como el no utilizar tu auto, pero es que, además de que ahorres dinero, creemos que esta guía también puede y debe ayudarte a mejorar la disminución de tu huella con el medio ambiente.

Hábitos para hacer más eficiente el gasto y ahorrar en gasolina

Algunos de estos consejos, más que ayudarte a ahorrar gasolina, te ayudarán a ahorrar en gasolina.

La diferencia radica en que la primera se refiere a que tu auto consuma menos combustible.

Mientras que la segunda trata de que no gastes tanto en combustible.

Al final del día, la intención es que el beneficiado sea tu bolsillo. Algunos de los consejos para ahorrar en gasolina son:

1. Comparte tu auto o busca alternativas de transporte

Una de las mejores maneras de ahorrar en combustible es reduciendo el uso del automóvil.

Por ejemplo, compartiendo tu auto con compañeros, colegas, vecinos o conocidos.

Si viven cerca o van por los mismos rumbos, pueden alternar el uso de sus respectivos vehículos, o si sólo tú tienes auto y tienen que usar siempre el tuyo, entonces pueden dividirse el costo del combustible.

Incluso si no tienes conocidos con quien compartir el auto, puedes usar plataformas tecnológicas para encontrar acompañantes.

Por ejemplo, en Blablacar puedes publicar tu ruta diaria y ver si alguien más acepta cooperar con dinero por acompañarte.

Otra buena opción es encontrar alternativas de transporte para no utilizar el automóvil.

Obviamente esto depende de la ciudad en la que vivas, pero vale la pena tener alternativas al auto.

Transporte público, bicicleta o simplemente caminar, son buenas opciones para guardar el auto y ahorrar gasolina.

2. Utiliza herramientas para investigar el precio de la gasolina

Con la apertura del precio de la gasolina, surgieron herramientas para seguir el costo por litro en cada gasolinera.

Como Waze, una de las apps más utilizadas para seguir rutas en la carretera,  donde puedes ver el precio por litro.

Gasolina MX y Gasolina México son algunas de las apps mejor calificadas para monitorear el precio de la gasolina.

También puedes acceder al sitio de Gasolina MX y ver el precio de la gasolina por fecha y por región.

Recuerda que el precio puede variar según donde te encuentres, así que también puedes planificar tus rutas para pasar por alguna gasolinera en donde el precio por litro sea más barato.

Por ejemplo, llenar un tanque de 50 litros es una gasolinera donde el litro cueste $19.25 por litro, a diferencia de una donde cueste $19.89, te ahorrará hasta 32 pesos. Quizá no suene a mucho, pero son casi 2 litros, con los respectivos kilómetros que eso conlleve.

Lamentablemente, en México también tenemos el problema de que las gasolineras no ofrecen litros completos.

Ir a una gasolinera que no ofrece litros completos puede ser un golpe fuerte al bolsillo.

Para ello, ya existen opciones o notas informativas que ayudan a descubrir dónde las gasolineras no son tan honestas como dicen serlo; y en contraste, encontrar las que sí ofrecen litros de a litro.

Una de ellas es este mapa de Noticieros Televisa, que incluye gasolineras de toda la República Mexicana.

También puedes usar dispositivos como Zenzzer, que te ayuda a medir los litros que entran a tu auto y compararlos con los que muestra la bomba de la gasolinera.

La propia Profeco también cuenta con un reporte de estaciones despachadoras de gasolina en toda la República.

3. Planifica tu viaje con tiempo

Si puedes, planea tu viaje y sal con tiempo para evitar prisas, y usa la ruta con menos tráfico.

Más que la ruta más corta, deberías usar la que tenga menos tráfico.

Y es que frenar y acelerar gasta más combustible que viajar de una manera constante y consistente.

Aunado a eso, los acelerones no tienen sentido alguno.Son innecesarios e incluso pueden acortar la vida de tu motor al exigirle más de la cuenta estando frío.

Para el caso que nos interesa, incrementa el consumo al desperdiciar esa energía al forzar el régimen en vacío.

Por ello, en lugar de evitar recorrer más kilómetros, evita estar demasiado tiempo en el tráfico.

Será más eficiente una ruta de 10 kilómetros en donde te tardes 25 minutos, que una ruta de 5 kilómetros donde tardes lo mismo debido a un tráfico más intenso.

4. Acostúmbrate a tener siempre gasolina en tu tanque

Suena obvio, nos referimos a que no dejes nunca que el tanque esté por debajo de un cuarto.

Esto es debido a que, si la gasolina en el tanque es muy poca, será más fácil que se evapore.

El rendimiento podría ser mucho menor. Por ello, trata de programar tus recargas mientras tengas mínimo, un cuarto del tanque.

De igual manera, planificarlo, permitirá que cuando quieras llenar el tanque, será menos fuerte para tu bolsillo si traías ¼.

Para lograrlo, trata de ahorrar previamente para llenar tu tanque una primera vez y después optimízalo para la duración ideal de un tanque de gasolina.

Por ejemplo, uno de los colaboradores de ARCA tiene calculado que cada 15 días, llenará su tanque.

Entonces, cada tanque deberá durarle 15 días y planea el uso de su automóvil para que dure estos 15 días.

5. Apaga el motor si no vas a avanzar o esperar por varios minutos

Este es un consejo sobre todo para los automóviles que no cuenten con un motor con el sistema start/stop.

Si estarás detenido varios minutos, ya sea en el tráfico o esperando a algo o alguien, detén el motor.

Esto aplica en tráfico, filas, esperando a otras personas o incluso en un semáforo.

Detener el motor y después volverlo a arrancar consume menos gasolina que mantenerlo corriendo sin avanzar.

Lógicamente, al no estar funcionando, no gastará gasolina, por eso te aconsejamos detenerlo si sabes que una parada será prolongada.

Así, poco a poco, lograrás ahorrar gasolina, pues el consumo en detenimiento puede alcanzar dos litros por hora.

6. Revisa la presión de tus llantas y no uses tu cajuela como almacén

Una baja presión en los neumáticos provoca un mayor consumo de combustible.

Si las llantas tienen la presión adecuada para los parámetros del fabricante y las condiciones climatológicas, la conducción será más segura y eficiente en consumo de gasolina.

Mientras que, conducir con presión inferior a la correcta, incrementarás el uso de gasolina entre 2 y 4 por ciento.

De igual manera, si acostumbras usar tu cajuela como almacén, acaba con esa práctica lo antes posible.

El peso extra también repercute en el consumo de combustible, así que para ahorrar gasolina, ahorra también espacio.

En promedio, tener 100 kilos extra de peso innecesario, dispara el consumo de combustible hasta 6 por ciento.

7. Mantén una velocidad constante

Como te mencionamos antes, mantener una velocidad constante siempre será más eficiente en consumo de gasolina.

Una velocidad uniforme lo más posible, circulación fluida, evitar frenones y arrancones y detener la marcha poco a poco nos permitirá aprovechar de mejor manera el combustible en el tanque.

De igual manera, si tu auto es manual, en las bajadas pon el coche en neutral y aprovecha la inercia.

Los descensos te permiten ahorrar gasolina al aprovechar la inercia para adelantar el cambio de velocidad a bajas revoluciones.

En las subidas, retrasa al máximo reducir de marcha, incrementando la presión sobre el acelerador, aunque nunca pisando a fondo.

A más de 20 km/h con una velocidad puesta, si no pisas el acelerador, el consumo de gasolina es nulo.

Mientras que a marcha ralentizada (freno y acelerón) el coche puede consumir entre 0.5 y 0.7 litros por hora.

8. Sé más consciente de tu uso de ventanillas y sistemas de entretenimiento

Si vas a más de 80 km/hr, sube las ventanas para que el aire no genere resistencia.

De esta manera, tu viaje será más suave para el motor y no necesitarás más combustible.

Lo mismo aplica para el sistema de entretenimiento y aire acondicionado, que también gastan combustible.

Por ejemplo, si tu sistema de sonido es muy grande, y lo tienes a máxima potencia, usarás más el alternador, lo cual se traduce también en un mayor uso de combustible.

Y es que en un automóvil todo cuenta a la hora de ahorrar gasolina.

9. Mantén tu auto siempre a punto

Este es un consejo muy importante, porque no sólo engloba ahorrar gasolina, sino incrementar nuestra seguridad en el vehículo.

Tener el coche en un estado óptimo involucra varias cosas, todas importantísimas para conducir seguros y ahorrar gasolina.

Mantener las llantas con la presión adecuada, filtros en condiciones óptimas y manejar bien la carga.

10. Utiliza el cambio de marcha a bajas revoluciones

Optimiza al máximo el cambio de marchas. Circula el mayor tiempo posible en las relaciones más largas y a bajas revoluciones (en la ciudad, siempre que sea posible, utilizar la 4ª o 5ª marcha, respetando los límites de velocidad).

Además, aprovecha las bajadas. Los descensos te permiten aprovecharlos para ahorrar gasolina. Aprovecha la inercia para adelantar el cambio de marchas circulando a bajas revoluciones.

Mientras tanto, en las subidas, retrasa al máximo reducir de marcha, incrementando la presión sobre el acelerador, aunque nunca pisando a fondo.

Todo esto son factores que cuentan, y cuentan mucho al momento de ahorrar gasolina.

Si bien el costo de la gasolina es algo que podrá variar y estará fuera de tu control, cómo usas tu auto, tus hábitos de movilidad y conducción sí serán determinantes al momento de ahorrar gasolina y ser más eficiente en su consumo.

Algo que tu bolsillo, tu auto y el medio ambiente te agradecerán.

Te puede interesar: ¿Por qué hay desabasto de gasolina en México?

¿Quieres saber más?

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros